domingo, 27 de noviembre de 2005

Sombra aquí, sombra allá. Maquillate, maquillate...

¿Cómo maquillarse y peinarse este otoño-invierno? La mejor respuesta posible es : cómo más te favorezca. La opción B: cómo más te guste. Y, finalmente, la opción C (simpre hay que tener un plan C) es: siguiendo la tendencia. Claro, que si lo que se vió en las pasarelas, además de gustarte, te favorece, pues mejor que mejor.

Para empezar, y es el paso primero en la mayoría de los looks de pasarela, es un ROSTRO NATURAL. Para conseguirlo será imprescindible que recurras a los correctores y los iluminadores. Respecto a los correctores, los puedes comprar de todo tipo: los hay líquidos, en barra, en paletas con posibilidad de elegir entre varios colores (verde, violeta, crema, etc.). Cada uno tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Los líquidos se extienden más facilmente y al fundirse mejor con la piel, no marcan las patas de gallo, ni las arruguitas de las comisuras. En barra son más cubrientes. Y las paletas son mucho más completas, aunque necesitan algo más de pericia para aplicarse. En cuanto a los iluminadores, todas las casas de cosméticos han incorporado a sus productos el equivalente al Touche Éclat de YSL, todo un clásico. Así que sólo os queda encontrar el que más os convenza.
Una vez disimulada la mara cala, sólo os queda elegir, según el resultado que querais y el tiempo de que dispongais para maquillaros, entre: aplicaros base de maquillaje, en este caso, buscad una que se asemeje al color de vuestra piel lo más posible, luego ya que sea más o menos cubriente, o que dure intacta más o menos horas, es elección vuestra. Tras el maquillaje, los polvos, compactos o sueltos, aunque sueltos quedan más naturales, para conseguir un resultado más aterciopelado. O bien, las nostálgicas del verano, pasad de maquillaje y recuperar los polvos de sol. El colorete, esta temporada, cede su protagonismo y queda en un segundo plano que se límita a evitar que parezcamos estatuas de cera.

Para terminar, un poco de máscara de pestañas, siempre con efecto natural si optais por las propuestas de Chloé, Burberry Prosum y Balenciaga (fotos de abajo, de izquierda a derecha). En los labios, nada o tonos ultra naturales o color piel. Truco, delinear ligeramente con lápiz de ojos blanco la línea inferior de ojo por el interior, lígeramente para que no se note muy maquillada, pero sí consigais dar luz a la mirada.

El pelo, igualmente natural. Eso sí, se lleva largo: melenas largas y muy cuidadas (crema suavizante tras cada lavado y máscarilla hidratante semanal imprescindibles. Tened en cuenta que en verano el sol, el cloro y la sal son terribles; pero en invierno: el frio y el contraste con las calefacciones y los secadores se alian para deshidratar piel y pelo). Las melenas: con raya en medio, como Alie McGraw en Love Story, lisas o ligeramente onduladas. O bien, liso con raya al lado y sujeto a la nuca en un moño nada elaborado, que es más bien una coleta mal hecha.

De izquierda a derecha, Solange Wilvert para Chloé, Daría Werbowy para Burberry Prosum y Eugenia Volodina para Balenciaga.


Otra opción, a mí es la que más me gusta porque vale tanto de día como de noche y son los más favorecedores, es la de Nina Ricci y la de Yves Saint Laurent (fotos de abajo, de izquierda a derecha). Nina Ricci, después de conseguir el rostro natural, que acabo de explicar, deja que los ojos sean protagonistas. Nina Ricci prefiere sombras oscuras lígeramente ahumadas, tanto en el pápado superior como en el inferior, pero suaves, sin llegar al look mapache. Para conseguir el look ahumado, puedes o bien humedecer el pincel antes de darte la sombra, o bien extender sobre el párpado vaselina antes de extender la sombra que hayas elegido, preferiblemente en tonos grises o topos. Y deja los labios, color piel y en mate, como en los looks de arriba. YSL, en cambio, opta por sombras claras y luminosas, sólo en el párpado superior, y brillo en los lábios. Muy importante en este tipo de maquillaje el iluminador en lágrimal del ojo. O bien, si tenéis sombra de ojos blanca, poneros muy poquito y muy bien difuminada en los lagrimales para dar más luz a los ojos. El rimel, no muy cargado. Otro truco, delinearos los labios con lápiz blaco y difuminarlo muy bien, conseguiréis mucha luz en la boca.

Los peinados: más sofisticados que los de arriba. La melena peinada con algo de volumen y con raya en medio se lleva a la nuca con un pseudo recogido. O bien, como en YSL, un recogido tirante terminado en un moño alto con forma de lazo. Yo creo que son recogidos más para la noche, además para conseguirlos por la mañana se necesita tiempo y hay que madrugar quitándonos minutos de sueño ;)

De izquierda a derecha, Inguna Butane para Nina Ricci, y Heather Marks para Yves Saint Laurent.


Y para el resto de los looks seguimos partiendo de la misma base: rostro natural, muy trabajado, con labios que casi no se ven, sólo que, en este caso, los protagonistas absolutos son los ojos. A elegir entre: rollo retro con rabillo en el párpado superior al más puro estilo sixty, o ahumados con sombras oscuras tanto en el párpado superior como en el inferior. El resultado es en ambos caso elegante, pero en mi opinión son maquillajes más para la noche, sobre todo porque las sombras son negras o grises. Aquí el rimel sí que debe ser de esos que curvan, alargan, espesan, ect.

El pelo: recogidos años 60, tirantes con banda o con mucho volumen. O largas melenas con raya en medio, el flequillo cayendo por los ojos y mucho volumen. En esta foto que he subido, que es del desfile de Dolce & Gabbana, la top model española Marina Pérez lle va el pelo liso, aunque también es tendencia llevar la melena hondulada.

De izquierda a derecha: Mariacarla Boscono para Lanvin, Diana Dondoe para Narciso Rodríguez y Marina Pérez para Dolce & Gabbana.

Los otros looks que se vieron en las pasarelas con las tendencias para esta temporada fueron: cargar las tintas en los ojos, como acabamos de ver, pero más sixty que nunca. Se vió en Christian Dior (primera foto de abajo) y en Chanel. Imprescindible buen pulso, para estos ojos tan teatrales. Aunque realmente el look alternativo es el presentado, por Christian Dior, también, y por Prada: rostro natural, y en vez de maquillar los ojos, haceros con una barra de labios de color oscuro y brillante y haced de vuestra boca el centro de atención. A mí me parece algo siniestro y muy poco favorecedor, pero todo es experimentar.

El pelo: de nuevo melenas lisas u onduladas con raya al lado o en medio, y recogidos tipo años sesenta con banda incluída.

De izquierda a derecha: Lily Donaldson para Christian Dior, Jessica Stam para Christian Dior, y Gemma Ward para Prada.

2 comentarios:

Irma dijo...

Enhorabuena, me ha gustado mucho tu artículo.

Mar dijo...

muy lindo el articulo
cual es la mejro base de maquillaje para ti? yo te recomiendo affinitone, lo nuevo de www.maybelline.com.mx
lo conocen?
saludos