viernes, 21 de marzo de 2014

De invierno

Despidamos el invierno y celebremos el día de la poesía con estilo:

En invernales horas, mirad a Carolina.
Medio apelotonada, descansa en el sillón,
envuelta con su abrigo de marta cibelina
y no lejos del fuego que brilla en el salón.

El fino angora blanco junto a ella se reclina,
rozando con su hocico la falda de Aleçón,
no lejos de las jarras de porcelana china
que medio oculta un biombo de seda del Japón.

Con sus sutiles filtros la invade un dulce sueño;
entro, sin hacer ruido; dejo mi abrigo gris;
voy a besar su rostro rosado y halagüeño

como una rosa roja que fuera flor de lis.
Abre los ojos; mírame con su mirar risueño,
y en tanto cae la nieve del cielo de París.

Rubén Darío

martes, 11 de febrero de 2014

Modas que creímos haber inventado y otras que podrían volver a serlo

Siempre me ha sorprendido como, al atribuir una moda a una época temporal concreta como aquella en la que se creó o llevó esa tendencia, muchas personas son incapaces de caer en la cuenta de que hay modas, cortes, prendas, estampados, combinaciones de colores y tejidos que fueron ya diseñados y llevados antes de los años cincuenta del siglo XX. Y no me refiero sólo a los vestidos de los años veinte.

Babe Paley con pantalón masculino y cazadora de piel de Balmain.
Fotografía (vía Pinterest) tomada en París en 1946 por Clifford Coffin
Si son muchos los creen que no hubo hombreras ni pantalones de talle alto antes de los ochenta, que nunca se vio a un hippy antes de los setenta (¿Y Woodstock?), que todas las faldas y minifaldas de los sesenta eran evasé y que Mad men está inspirada en los cincuenta; no son menos las que, en España, creen que Marta Chávarri fue la primera mujer en el mundo en ponerse un abrigo de piel con vaqueros y que nadie antes que Carrie Bradshaw lució pieles con ropa informal.

Katherine Hepburn
Hace meses que empezó el invierno y días que empezó la primera ronda del año de pasarelas y estilismos callejeros y, sin ánimo de levantar viejas polémicas, ver lucir pieles abrigando estilismos informales (¿en qué momento dejó de ser cool decir casual?, ¿y decir cool?) me ha recordado las imágenes que he subido.

Los que coleccionamos imágenes -en la memoria, en carpetas, en cajas y cuadernos de recortes, en el disco duro externo o en Pinterest-, de hace muchos años desde hace algunos años menos, sabemos que se llevaron plataformas antes de la década de los setenta y pantalones de pata de elefante también, que las cazadoras y las gafas de aviador se llevaron antes de los noventa y de los sesenta también. Y que, muy bien llevadas además, también se han llevado antes las pieles con ropa informal.

A la izquierda la actriz Audrey Hepburn. A la derecha Jane Birkin y Serge Gainsbourg

A la izquierda Miroslava Duma, a la derecha Jessica Hart.
Fotos de Phil Oh para Vogue

El caso es que, pese a los esfuerzos de PETA y los defensores de los derechos de los animales, las pieles son tendencia, cada vez más. Teñidas o revisadas gracias a patrones más modernos o, mejor dicho, menos "clasicones", ganan adeptas de todas las edades y estilos. Eso sí, todas ellas con dinero suficiente para poder permitírselo pues el precio no cambia.

Audrey Hepburn con su segundo marido, Andrea Dotti, en las dos imágenes.
La de la izquierda es el día de su boda en Roma.

Bastante más parece que le va a costar volver a la moda del pañuelo en la cabeza. Todavía asociada a un estilo propio de señora mayor, aunque los que coleccionamos imágenes, éstas sí de los años sesenta, sepamos que hay quien supo llevarlo con gracia y estilo, con pieles y sin ellas, con ropa formal e informal, y siempre estuvo chic con él.

miércoles, 6 de noviembre de 2013

Noviembre: una cerveza, una mariposa y un toque de rojo.


Resulta curioso comprobar las cosas que recordamos con exacta puntualidad, más allá de cumpleaños y aniversarios. Desde que leí esta entrada en La Femme hace casi siete años, todos los noviembres cuando llega el frío recuerdo a esta chica y la entrada que me inspiraron ella, su trenca, el bolso cruzado en bandolera, su pelo, el botellín de cerveza, la mariposa y sus labios y uñas pintados en rojo. 



De nuevo ha llegado noviembre y, aunque parece que el frío se retrasa, he vuelto a recordar esta foto y mi entrada, y me ha vuelto a apetecer llevar algo de color rojo

También he recordado que son ya más de 8 años escribiendo, con intermedios, este blog. Que ha cambiado de nombre y de aspecto un par de veces y que aunque hay cosas en sus archivos que hoy no publicaría o no lo haría como lo hice, muchos de mis gustos no han cambiado. A veces, una cerveza, una mariposa y laca de uñas roja es todo lo que una chica necesita.

martes, 10 de septiembre de 2013

Fashion Thyssen by Megustalamoda

Desde ayer y hasta el día 21 de septiembre estaré pineando para el Museo Thyssen-Bornemisza en el tablero "Fashion Thyssen by Megustalamoda".

Joan Fontaine como Mrs. de Winter en la película de Alfred Hitchcock "Rebecca" (1944). Vía Fanpop!

No seré yo quien niegue la máxima de Coco Chanel -Las modas pasan, el estilo permanece-*, pero tampoco vosotros me negaréis que hay modas que se han llevado, se llevan y se llevarán siempre. Eso sí, mejor reintepretadas. Busquemos la inspiración en el arte, que copiar puede traer disgustos ;)

*Gracias Inmaculada Urrea por la cita "verdadera" de Coco Chanel: "La moda pasa, el estilo queda. La moda está hecha de una idea divertida para quemar enseguida. El estilo queda, incluso si se renueva y se desarrolla. Como un árbol. Es el mismo árbol pero cada primavera es diferente".

sábado, 1 de junio de 2013

Quinto aniversario de la muerte de Yves Saint Laurent

Hoy en París, con motivo del quinto aniversario de la muerte de Yves Saint Laurent, el alcalde de la ciudad va a descubrir la placa conmemorativa que se ha colocado en el edificio en el que vivió gran parte de su vida el diseñador: el número 55 de la calle Babylone.

Yves, por eso fuiste, junto a Chanel, el único modisto genial. Los demás, incluso los más grandes: Dior, Balenciaga y Schaparelli, se plantaron en su panteón estético, no dieron el salto. Tú lo decías, "la moda sería algo muy aburrido si sólo sirviese para vestir a las mujeres ricas". Por eso inventaste el prêt-à-porter y revolucionaste el universo de la moda. Bravo, señor Saint Laurent.

Cartas a Yves, Pierre Bergé (final de la carta del 30 de abril de 2009).
Traducción Milena Busquets, Ediciones Elba.


Pierre Bergé no cesa en su labor de permanente homenaje y recuerdo al diseñador y, además de este acto institucional, según WWD, también ha organizado el homenaje que le rendirán distintas figuras de la cultura el próximo 10 de junio en la Ópera de París.



Los que queráis recordar al excepcional diseñador o conocer un poco más sobre él, todavía tenéis accesible la Web de la maravillosa exposición dedicada al trabajo de Saint Laurent que en Madrid acogió la Fundación Mapfre. Aunque yo os recomiendo ver L´amour fou, si no lo habéis visto ya, o leer Cartas a Yves de Pierre Bergé. Eso sí, os aviso que el tono en ambos es triste.

Si preferís recordarlo a través de sus diseños, visitad el tablón que le dedico en Pinterest

Nada es más bello que un cuerpo desnudo.  La prenda más bella que puede vestir una mujer son los brazos del hombre al que ama.  Pero para aquéllas que no han tenido la suerte de encontrar esa dicha, aquí estoy yo. 

Yves Saint Laurent


domingo, 26 de mayo de 2013

Festival de Cannes 2013. Alfombra roja en blanco y negro. Y rojo.


Llegadas al aeropuerto, idas y venidas al hotel, fiestas patrocinadas, fiestas en honor de personalidades, posados ante la presa y la alfombra roja que exige todo estreno que aspire a ser glamuroso. En el Festival de Cannes cualquier momento es bueno para admirar (o no) los estilismos de las estrellas de cine consagradas y por descubrir o redescubrir.

La etiqueta en Cannes en fácil: informal de día, de gala por la noche. El corte, el tejido, los colores, las joyas y el diseñador –salvo vinculación por contrato con firma de moda- quedan al gusto de cada uno y su estilista.  

Y aunque, ante la oportunidad de deslumbrarnos con su estilo y elegancia, parece improbable que las estrellas de una misma película puedan querer vestirse a juego entre ellas para posar ante los fotógrafos, y todavía más improbable que una actriz opte por vestir ropa del mismo color en cada uno de los eventos a los que asista durante el festival, no olvidéis que improbable no es sinónimo de imposible. 

Echando cuentas creo que tenemos, al menos, tres estrellas (de las consagradas) que se han vestido en tres o más ocasiones de blanco, de negro, de blanco y negro o de negro y blanco, cediendo a veces al rojo. A éstas se suman todas las demás que de negro, de blanco, de blanco y negro, de negro y blanco, cediendo a veces al rojo, han posado también ante las cámaras. ¿Suficiente para una tendencia?

Haced click en las fotos para verlas más grandes. 


Sofia Coppola, directora de The Bling Ring, con los protagonistas de su película y parte del equipo  la noche de estreno de la película en el Festival de Cannes. 
Carey Mulligan posando en el Festival de Cannes con motivo de las ruedas de prensa y estrenos de dos películas protagonizadas por ella: El gran Gatsby e Inside Llewyn Davis
Jennifer Lawrence (fotos de la izquierda) y Jessica Chastain (foto central y fotos de la derecha)  en diferentes eventos de la 66ª edición del Festival de Cannes. 
De izquierda a derecha: Emma Watson, Taissa Farmiga (hermana de Vera), Anais Monori, y Sara  Forestier  en diferentes momentos de la última edición del Festival de Cannes.
De izquierda a derecha, todas durante el Festival de Cannes de este año, Tilda Swinton, Cameron Díaz, Liya Kebede y Kirsten Dunst.
El equipo de la película La vie d´Adèle posando en la alfombra roja de Cannes la noche del estreno de la película.
Nicole Kidman, miembro del jurado de la última edición del Festival de Cannes.
Nicole Kidman en fiestas, cenas y estrenos que han tenido lugar estos últimos días en Cannes.
El equipo de la película Jeune & Jolie  la noche de su estreno en Cannes.
De izquierda a derecha: Taissa Farmiga, Emma Watson  , Marion Cotillard (de corto y de largo), Robin Wright, Olga Kurylenko y otras dos asistentes a la cena que se celebró en honor de Charles Finch. 
A la izquierda Guillaume Canet y Zoe Saldaña, en el centro y a la derecha Rooney Mara. 
El equipo de La vie d´Adèle, esta noche, posando en la alfombra roja antes de entrar a la ceremonia de clausura del festival.
Abdellatif Kechiche, director de La vie d´Adèle, y las dos protagonistas de la película, Léa Seydoux y Adèle Exarchopoulos, esta noche recogiendo la palma de oro a la mejor película.  





Fotos vía Zimbio, Just Jared, WWD, Hola y El País

martes, 7 de mayo de 2013

Met Gala 2013 - Alfombra roja

Que la fiesta de ayer era, más que nada, una fiesta del mundo de la moda quedó claro escuchando la mayoría de las respuestas que los asistentes daban a las más que sencillas entrevistas de Hilary Rhoda y Willam Norwich: ¿Qué llevas? ¿Has pasado alguna etapa punk en tu vida? ¿Cuál es tu canción punk favorita? ¿Qué esperas encontrarte dentro? Con "dentro", aunque muchos no la entendieron, la top model estadounidense se refería a la exposición "Punk: Chaos to Couture", a la decoración del Met, a la cena y a la fiesta posterior con actuaciones en directo de Debbie Harry y Florence and the Machine, entre otros. 

Entrada al Met decorada con motivo de la fiesta de ayer. 
El caso es que pocos de los entrevistados recordaban que el motivo de la fiesta y la alfombra roja era la exposición, pocos tenían una canción punk favorita o recordaban una, y que la gran mayoría estaban más preocupados por su modelé y por ver a otros famosos más famosos que ellos. Lauren Santo Domingo fue sincera: ya había visto la exposición y desde julio tenía decidido su vestido, así que ella iba a ver cómo iban vestidos los demás. 

Foto de Lauren Santo Domingo colgada por Vogue en su cuenta de Instagram. 

En cuanto a la alfombra roja, ésta es una fiesta de disfraces sofisticada o con pretensiones, según el invitado. Por supuesto, como en toda fiesta de disfraces, siempre está la invitada que no se lo curra nada o se viste con miedo (la mayoría). Nada sorprendente, todas tenemos una amiga a la que el miedo a no ir monísima de la muerte -esto es, vestir como va siempre vestida- le supera y renuncia a disfrazarse. Tampoco falta nunca la invitada que va con desgana (Emma Watson), y la que no se ha enterado de cuál era el tema de la fiesta (del grupo Marchesa mejor no hablamos, y de las que se vistieron de princesa de una de esas pelis tipo Conan el Bárbaro tampoco). Junto a las despistadas y las cobardes también hay quien directamente pasa de disfrazarse; ni guiños, ni vagos intentos, ni nada (Anna Wintour, Miuccia Prada, Carolina Herrera, Tory Burch -aunque ésta última dice que lo intentó-). 

De izquierda a derecha: Taylor Tomasi Hill de Thome Browne NY; Lauren Santo Domingo con un vestido de Dolce & Gabanna y joyas de Eddie Borgo; y Elisabeth von Thurn und Taxis.
¿Las mejores invitadas a estas fiestas? Las que se disfrazan o al menos lo intentan con más o menos acierto. Ayer, entre las que se esforzaron y acertaron estuvieron las socialites-estilistas y las socialites-empresarias que optaron por estilismos Lady Punk, esto es, vestidas de dama de alta sociedad con complementos de estilo punk. Así posaron Lauren Santo Domingo, Taylor Tomasi Hill y Elisabeth von Thurn und Taxis, rindiendo homenaje a su madre. También pusieron toda la carne en el asador algunas de las artistas, diseñadoras y estilistas que asistieron, especialmente Miley CyrusDonatella Versace y Linda Fargo.

De izquierda a derecha: Miley Cyrus de Marc Jacobs, Donatella Versace de Versace, y Linda Fargo

Pese a esos esfuerzos, lo cierto es que el rollo del punk se quedó en general en un quiero y no puedo. Tanto que ni Gwen Stefani pareció esforzarse, y menuda pinta lleva cuando va "de calle". La más punk, cómo no,  fue Vivienne Westwood luciendo la foto de Bradley Manning y defendiendo al soldado hasta que cortaron su entrevista. 

A la izquieda: Vivienne Westwood sujetando la  foto de Bradley Manning que lleva prendida en el vestido.
A la derecha: la modelo Lily Cole. 

Si la alfombra roja no defraudó fue porque no faltó el duelo de reinas. Beyoncé, que era anfitriona de honor de la fiesta (ojo ahí), debía ser la última en llegar. Cual reina, nadie más tarde que ella. Y parecía que había llegado la última, vestida con un Givenchy que ella hizo pasar por un House of Dereon. Y como a una reina se le colocó el vestido para que posara, y posó sola un rato largo, y empezaron a despedir la retransmisión en directo, y de pronto llegó Madonna. Ja. Y fue Madonna la que, vestida de dominatrix escocesa by Givenchy, posó la última. Y quién posa el último, posa mejor. 

De izquierda a derecha: Madonna vestida de Givenchy y zapatos de Casadei, y Beyoncé vestida de Givenchy también.

También fuimos testigos del pacifico reencuentro entre Anne Hathaway y Valentino Garavani. Ella con el pelo teñido de un rubio platino que le sienta como un tiro y él con la cara teñida, como es habitual, de un naranja que también le sienta como un tiro. Los dos abrazados y felices. Ella explicando que lucía un Valentino vintage de 1992 (vamos, un Valentino diseñado por el propio Valentino), que le encantaba el vestido, que no tuvo dudas, que Valentino por aquí, Valentino por allá... Y él con cara de habérsele pasado el disgustillo que le dio la actriz en la pasada alfombra roja de los Oscars. Y yo convencida de que, después de todo, había una opción peor que el Prada que lució Anne Hathaway en los Oscars: el Valentino de anoche. 

De izquierda a derecha: Gwyneth Paltrow y Anne Hathaway, ambas de Valentino. 

También iba de Valentino Gwyneth Paltrow. Probablemente una de las actrices que más varía de diseñadores a la hora de vestirse en las alfombras rojas, aunque vistos los chistes en Twitter pareciera que sólo vistiese de Valentino. Yo creo que Gwyneth Paltrow domina la alfombra roja y pocas veces se equivoca. Le gusta la moda, sabe qué es lo que le sienta bien y se deja asesorar por los mejores. Sabe que hay una alfombra roja para Europa y una para EEUU. Y, sobre todo, sabe distinguir cuándo es su momento (estrenos de sus películas y ceremonias en las que es presentadora o nominada) y cuándo va a pasárselo bien. Ayer iba a pasárselo bien. Ni punk ni panc. Peinado sencillo, autobronceador natural, maquillaje no muy cargado, un vestido relativamente cómodo (ese largo de falda...) y de un color favorecedor, poca joya y ¡a disfrutar! 

¿Lo mejor de esta alfombra roja? Que se repitieron las constantes de todos los años, aunque algunas tengan su excepción. 

- En la gala del Met todas las top models, salvo las británicas (que o adaptan el tema de la fiesta a su estilo como Karen Elson y Stella Tennant, o van de Burberry como Cara Delavigne), van vestidas de top model: mostrando abdominales, escote, espalda y/o piernas. Ayer todas cumplieron. ¿La que mejor lo hizo? Muy de lejos Joan Smalls de y con Tom Ford, no muy punk pero espectacular y con un vestido precioso. Aún así Gisele Bündchen sigue siendo la reina de las tops. ¿La excepción? Karlie Kloss que parecía que había comprado su vestido en El Corte Inglés y se había peinado en la peluquería de su abuela. 

De izquierda a derecha: Gisele Bündchen de Anthony Vacarello, Joan Smalls de  Tom Ford  y acompañada por el diseñador, y Cara Delavigne de Burberry.

- En la gala del Met podemos comprobar cuáles son las actrices que necesitan de un guión y un director para vestirse en una alfombra roja, y cuáles son las que tiene personalidad y talento para deslumbrar sin ayuda. Entre las primeras se salvan las que son imagen de una firma que cuente con un director creativo con talento y unos estilistas que sepan qué le va a la actriz, como es el caso de Jennifer Lawrence y Marion Cotillard, ambas chicas Dior. En cambio, las que no tienen esa suerte y sólo han ensayado para una alfombra roja al uso, acaban yendo simplemente correctas y pasan desapercibidas. Esto les pasó a  Michelle WilliamsClaire Danes y Renée Zellweger

De izquierda a derecha: Michelle Williams de Saint Laurent Paris, Claire Danes de Oscar de la Renta, y Renée Zellweger de Prada.

- En la gala del Met, al ser una gala benéfica, siempre hay invitadas que se ven en el compromiso de vestir del diseñador que les ha invitado a su mesa. Debbie Harry vestida de Tommy Hilfiger es algo que nunca hubiéramos imaginado ver. El caso es que no iba mal y que sabemos que iba del diseñador estadounidense porque ella lo dijo. 

Debbie Harry, en el centro, vestida de Tommy Hilfiger.

- En la gala del Met es cuando Stella McCartney apuesta -y no se equivoca- por el mono para una alfombra roja. Este año sólo hemos visto uno, el que lució Kristen Stewart. Así que la excepción fueron la propia diseñadora y Cameron Díaz, a la que también vistió, ya que ambas prefirieron ir con vestido. 

De izquierda a derecha: Kristen Stewart y Cameron Díaz. Ambas con diseños de Stella McCartney . 

- La última constante de la gala del Met es que, definitivamente, no es la gala de Sarah Jessica Parker. Esta constante no tiene excepción. Y mira que se esforzó, que en la entrevista que le hizo Billy Norwich fue la única que tenía una explicación detallada y una razón de ser para cada una de las cosas que llevaba puestas, pero ni aún así.

Y toca ya el final de toda crónica de una alfombra roja, el de la  lista de las mejor vestidas y la de las peor vestidas. Este año ambas listas son aburridas. 

A la izquierda y en el centro: Rooney Mara con un diseño de alta costura de Givenchy. A la derecha Jessica Biel con un diseño de alta costura de Giambattista Valli.
En mi lista de las mejores, punkies o no, están: Rooney Mara, Lauren Santo Domingo, Joan Smalls, Chloe Sevigny, Carey Mulligan, Jessica Biel, Kate Bossworth y Kristen Stewart. No necesariamente en ese orden. 

De izquierda a derecha: Chloe Sevigny de Pronza Schouler, Kate Bossworth de Chanel, Carey Mulligan de Balenciaga y Kate Bossworth de Balmain.

No puedo terminar sin comentar que Uma Thurman tiene pinta de parecerse bastante a su  insoportable personaje en Smash, que Zooey Deschanel está más guapa con flequillo que sin él, y que Sienna Miller ya no es lo que era.


Fotos vía Vogue París, Vogue y Just Jared

Met Gala 2013: Anfitriones, vestidos, disfraces, diseñadores, Instagram y Twitter

Esta noche tiene lugar en el Met la gala del Costume Institute. Cualquier aficionado a la moda sabe que esta gala, que se celebra anualmente desde 1948, implica, al igual que la ceremonia de entrega de los Oscars, la de los Globos de Oro y la de los premios del Festival de Cannes, la excusa perfecta para una de las cuatro alfombras rojas más importantes de año. En realidad, dado que se trata de la única alfombra roja previa a un evento dedicado a la moda, resulta curioso que sólo haya sido en los últimos años cuando la repercusión mediática de esta fiesta (alfombra roja, cena y baile con actuaciones en directo) ha conseguido casi alcanzar la que tienen esas tres entregas de premios cinematográficos. 



Hay tres cosas que caracterizan esta alfombra roja y la distinguen de las otras tres: 

1.- No hay presentadores y co-presentadores o jurado, sino una anfitriona y dos o más co-anfitriones. La anfitriona de la fiesta es Anna Wintour, a la que en esta ocasión acompañarán como co-anfitriones: el diseñador Ricardo Tisci, la actriz Rooney Mara (famosa, entre otras cosas, por haber adaptado a la alfombra roja el look de su personaje en "Los hombres que no amaban a las mujeres), y Lauren Santo Domingo. La empresa de ésta última, M´oda ´Operandi, patrocina junto a la editorial Condé Nast la exposición "Punk: Chaos to Couture" (9 de mayo - 14 de agosto) que inspira y celebra la gala de esta noche, y junto a Vogue y Samsumg la retransmisión en directo desde la página web del Met. 

Para los que todavía no tengáis claro cómo se viste de marca de lujo según el estilo punk, Lauren Santo Domingo y Taylor Tomasi Hill han preparado estos estilismos en su web, ya a la venta. En Vogue han tirado de archivo

2.- Al haber un tema para la exposición que se celebra en la fiesta, los asistentes en vez de tener que conseguir simplemente ser los mejor vestidos, peinados y maquillados, se ven casi en la obligación de hacer un guiño a ese tema, que este año es nada menos que el punk. Así que la gala acaba siendo en realidad una fiesta de disfraces sofisticada o con pretensiones, según el invitado. Ya que mientras unos se visten consiguiendo adaptar el estilo que marca el tema de la exposición a su propio estilo, otros directamente se disfrazan.

¿Recordáis el modelé de Alexander McQueen que lució Sarah Jessica Parker en 2006 cuando el título de la exposición fue "Anglomanía"? ¿Y el rebote de Sarah Jessica Parker dos años después cuando se enteró que el vestido que le había dejado Ninna Ricci para el estreno de Sex in the City en Nueva York era el mismo que había llevado Lauren Santo Domingo, acompañada por el diseñador, a la gala del Met unos días antes? La gran fiesta de la moda de Nueva York, donde diseñadores, top models y modelos, estilistas, actrices, cantantes y socialtes se dan cita no suele ser el evento de Sarah Jessica Parker

La verdad es que ésta es más una alfombra roja de socialites y modelos que de actrices. O, al menos, las últimas quedan igualadas a las anteriores y a las cantantes del momento en importancia. Y el "incidente Nina Ricci" reflejó precisamente esto. Y así, esta noche no será la noche de Rooney Mara, será la noche de Lauren Santo Domingo: co-anfitriona de la gala del Met, patrocinadora, estilista, decoradora en One Kings Lane según ha anunciado en Rue Magazine. En unas horas asistiremos a su consagración como abeja reina (¿o co-reina?) en la concurrida almena de la alta sociedad de Manhattan, siguiendo los pasos y pisándole los talones a Aerin Lauder. Como pista de qué se pondrá esta noche: esta foto que ha colgado su cuenta de Instagram: 



3.- Además de la modelos, actrices, cantantes, estilistas y socialites, esta noche es la noche de los diseñadores. De los diseñadores cuyos trajes se exponen en el Met a partir del 9 de mayo; entre éstos el único diseñador español es Miguel Androver. Eduardo Suárez ha colgado en Twitter esta tarde el modelo de Androver que se exhibe en el Met: 


De los diseñadores que asisten a la fiesta acompañados por una o dos musas para lucir su trabajo inspirado en el punk; entre éstos el único español va a ser Josep Font, director creativo de DELPOZO (a la venta en M´oda ´Operandi). 

De los diseñadores ausentes. En toda fiesta mediática debe haber un ofendido que dé vidilla a los rumores. Este año, cómo no, es John Galliano. Y aunque Gilbraltar siga sin ser español, resulta que uno de los diseños de Galliano expuestos en el Met se hizo con un periódico español, según ha twitteado Eduardo Suárez: 



Lo que sí tiene en común con las demás alfombras rojas mediáticas es que además de los artículos previos y posteriores a la gala que se han publicado y se publicarán en revistas, periódicos, blogs y páginas de Facebook, Instagram y Twitter serán las aplicaciones reinas durante el tiempo que dura la alfombra roja. En realidad, Instagram lleva siendo un rato el medio elegido por las asistentes para dar pistas sobre sus vestidos, zapatos y maquillajes. Hilary Rhoda ya está lista, Sarah Brown peinada y maquillada, y la alfombra roja esperando. 





Yo me quedo a verla, si os animáis estaré conectada a Twitter (@megustalamoda). Mañana ya, hacemos trajes. #MetGala #PunkFashion



Fotos vía Met (foto 1); vía  Instagram (cuentas de Lauren Santo Domingo -foto 2-, Hilary Rhoda -foto 5-, Sarah Brown -foto 6- y M´oda ´Operandi -foto 7-) y vía Twitter (cuenta de @eduardosuárez -fotos 3 y 4-).