martes, 1 de agosto de 2006

Emblema a subasta

No debo de ser muy mitómana, y desde luego no demasiado fetichista, ni tampoco tan hedonista porque, aunque sí me gustan Audrey Hepburn y de Hubert de Givenchy, y soy aficionada al cine y a la moda en general, jamás pagaría 100.000 euros por este vestido de satén creado por el diseñador francés y que la actriz belga lució en "Desayuno con diamantes".

Los que sí lo sean y cuenten con el dinero suficiente, no tienen más que esperar hasta el 5 de diciembre, día en que Christie´s celebrará su subasta anual de objetos del mundo del cine y del espectáculo, entre los que se encuentran este vestido y los guantes. No es de extrañar, teniendo en cuenta que se trata del vestido negro y los guantes más famosos de la historia del cine junto con los que lució Rita Hayworth en "Gilda".



Sí que iría a verlo a un museo, y no me canso de él cada vez que veo la peli. Ni de él ni del resto del vestuario, todo fabuloso. Pero es un amor platónico. Por el vestido, llevado por Audrey Hepburn mientras desayuna ante el escaparate de Tiffany´s, mientras vuelve a casa con las Ray Ban Wayfarer, mientras le sirve leche al gato. Y sé que, como todos los amores platónicos, de cerca sería distinto. Sería real. Y, a pesar de ser un vestido de Givenchy, fuera de la pantalla, colgado en una percha, perdería la magia.

Porque el mito no se debe sólo al vestido, ni a los guantes. El paradigma de la elegancia, el icono, el símbolo, el mito es Holly Golightly. Holly Golightly y el escaparate, la música, el croissant, el vaso de plástico, las joyas, Nueva York, el taxi, las gafas de sol, la resaca de la noche anterior. Y Audrey Hepburn.



Quizás es que soy demasiado mitómana y fetichista.

20 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo lo vi hace poco en la percha y como dices, con toda la razón, no es que pierda su magia pero pierde todos los atributos que lo convierten en mítico. De nuevo, la persona es más importante que el vestido. Siendo este importante...
Gracias por tus posts.
www.lacoctelera.com/showroom

Holly Golightly dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mrs. de Winter dijo...

Por suerte, la persona siempre es más importante que el vestido ;)

Hola Holly, ya he estado leyendo tus posts. No has parado, eh? En cuanto a Marilyn, ya sabía que TC pensaba en ella, y hubiera habido también icono, pero hubiera sido otro. Nada que ver.

Besicos :)

Anónimo dijo...

Que bonito te ha quedado el post!
todo esto me recuerda a la película y novela The Wonder boys, chicos prodigiosos, en el que un aspirante escritor roba la chaqueta que llevó Marilyn en su boda con Di Maggio de una casa a la que fue invitado a una fiesta.

Miss B dijo...

Perdón, me ha salido el comentario anonimo pero soy Miss B!

Mrs. de Winter dijo...

Jajaja, perdonada Miss B.

Sí, el mundo fetiche no tiene límites. También recuerdo esa peli: la chaqueta de Marilyn, la bata rosa, las botas rojas.

Un abrazo

Holly Golightly dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
cOoL BoY dijo...

Pues la verdad que a mí tampoco me gustaría tenerlo en casa, sería como desvanecer un mito, y como los mitos no se rompen. Mejor mirarlo tropecientas miles de veces en la pantalla, jeje !


bESoOos !!!

patri dijo...

Mrs de Winter, increíble......iba hablar de lo mismo, je..je...pero desde luego en tu blog queda más chulo que en el mio. As usual BORDADO!!! sabes que eres una debiliad.

anabela dijo...

Desde Portugal te felicito, esto no es um blog es una revista de moda buenissima online.

Anónimo dijo...

la ropa de buena calidad,pierde mucho vista en percha, pero una vez puesta es alucinante, recuerdo mi primer traje armani, línea emporio claro soy joven , en percha no llamaba la atención pero cuando me lo coloqué..... aquello era otra cosa.

ana maria dijo...

me encanta el vestido pero jamas pagaria esa brutalidad por un vestido muy elegante espectacular y de diseñador heee cuanto costaba por q lo quiero??!! jeje

Mrs. de Winter dijo...

Gracias Holly, sí que lo había visto. Es genial para el Museo del Traje poder contar con todos esos trajes que le han ido donando. Todavía no he visitado el museo, voy a tener que planificarme una escapada a la Villa para comprar, escaparatear y visitar el museum. Un fashion week-end.

Hey coolboy! Yo no me canso de ninguno de los estilismos de esa peli, y eso que los dos vestidos negros no son mis favoritos de todos. El que me mata es la camisa blanca y el antifaz con ojitos. Lo que me recuerda que tengo que recuperarla, la peli, la presté hace unos meses, junto con Sabrina y Vacaciones en Roma, a una fan de AH, y sigo esperando.

No digas eso Patri, que me avergüenzo. Me alegro de que te guste, para mí tu selección diaria de zapatos es un must indiscutible.

¡Gracias Anabela! Muy amable, qué ilu leer cosas agradables sobre una.

Cierto anónimo, por muy bonita que sea una prenda (y las hay que hasta en percha son espectaculares, aunque sean excepciones), sólo cuando te las pones es cuando cobran vida y puedes saber, más allá de que te queden bien o no, si funcionan. Claro que si enciman te quedan, te va y te llega la pasta, es ya el éxtasis. Qué pija soy ;b

Jajaja, bueno ana maría, yo lo he estado pensando y debo reconocer que igual, si fuera multimillonaria, lo compraba. Aunque no fuera lo mismo.


Besicos a todos.
Y gracias por comentar, y decirme cosas tan bonitas. Me alegro de que os guste el blog.

Fish & Chips dijo...

Yo todavía no lo he visto de cerca y creo que, si se lo compra algún fetichista, es probable que no lo vea nunca...

Pero las ganas de verlo no me empujan a plantearme ni de lejos la posibilidad de comprarlo ni aunque tuviese el dinero suficiente. Tenerlo y tocarlo haría que desepareciese el mito y ese 'algo' especial que tiene todo lo que rodea a Desayuno-con.

Es como imaginar que volviesen a rodar ahora un remake de la película, no sería lo mismo sin, como tú bien dices, todos esos detalles: gafas, croissant... Aj, un remake nooo!

Saludos Mrs.

Mrs. de Winter dijo...

No lo digas muy alto, fish & chips, a ver si te van a oir. Ya hemos sufrido un remake de Sabrina, y otro de Crimen Perfecto. Qué horror los remakes.

Saludos :)

katy dijo...

bueno si tuviera para gastar 100.000.000 o una cantidad x es por que me sobrara el dinero definitivamente si,cometeria esas extravagancias y las disfrutaria plenamente pero no por tener el vestido ni el dinero significa que me quedaria tan bien todos los modelos asi que sueño cada vez que puedo hacer un modelo que le guste a los demas como a estas modelos

Lady Buchannan dijo...

Yo no lo compraría: lo fusilaría.

Mrs. de Winter dijo...

Y te quedaría genial. Te llamo esta tarde.

Mariadolcas dijo...

Qué emoción, cuánto me alegro de encontrar personas con mi paranoya. Soy fan de Audrey Hepburn desde que tengo uso de razón y desde que hacía "pirola" para ver sus películas en un cine que estaba en el Tubo de Zaragoza, que no me acuerdo cómo se llamaba(años 60)Tenéis razón, los mitos en cuanto son propiedad de alguien, dejan de ser mitos.Lo digo por el vestido, no por Holly. Me alegro de encontrarte .Yo tambien tengo mi blog, es ventanadelaluna

Mandrágora dijo...

JO!! Lo que nunca podre decir a mi chico, y es que "Tienes razon en todo", todo es fantastico en esa escena y en la pelicula en general!

Y en tu post.