miércoles, 11 de enero de 2006

Working girl style

Lo prometido es deuda. Me dijistéis que os gustaría que hablara sobre cómo vestirse para determinadas ocasiones, y ahí voy con algunas ideas sobre cómo vestirse para ir a trabajar.
Primero de todo, cómo ir vestida a trabajar depende fundamentalmente del trabajo de que tengas. Sí en tu trabajo tienes plena libertad para ir vestida cómo más te guste, o debes llevar uniforme, es fácil. Eso sí, aún cuando no tengas que complir normas concretas sobre tu atuendo, debes tener encuenta si necesitas ropa que facilite tus movimientos, si en tu trabajo hay calefacción o aire acondicionado en condiciones, ya que no se trata sólo de ir mona, sino que lo que elijas te permita estar a gusto y cómoda. Y si trabajas de cara al público currátelo un poco más, no se trata de ir vestida "de boda" o peinada "de peluquería", simplemente cuidar la higiene y el aspecto, de forma que des una buena imagen.
Quizá lo más aburrido pueda ser trabajar en una oficina o despacho en el que te exigen cierta etiqueta. Aburrido, siempre que caigas en la trampa de ir vestida como la chica de la foto, que es muy mona y tiene un aspecto muy serio y profesional, pero está más bien sosa, si no sosísima. Y eso que el traje es chulo, pantalón recto con bastante caída y america corta y entallada, la foto la he bajado de Neiman Marcus. El problema son los complementos, ¿por qué sweater blanco, en vez de uno verde plastydecor? ¿por qué el clásico salón negro con mucho tacón, en vez de unas bailarinas animal print o unos salones rojos?

Tampoco es tan complicado alegrar un poco un traje clásico. Aprovechad las rebajas para invertir en un traje femenino actulizado por corte, como el de arriba, o por el tejido, o por el color o estampado de la tela, un traje gris con cuadros en vez de negros, rosas, por ejemplo. Que no sea muy "tendencioso", así te valdrá para otras temporadas. Y ponle tu toque personal con los complementos.

Además de uno o dos trajes clásicos, son básicos un par de pantalones. Pantalones que no tienen por qué ser iguales ni del mismo color, aunque pueda parecer que llevar siempre los pantalones de color negro o gris es la mejor opción, corres el riesgo de acabar uniformada, y casi es mejor arriesgar un poquito y crearte un working style más personal ;) Por ejemplo, un pantalón escocés, la tela tipo tartán es tendencia, que con zapato masculino tipo oxford y una camisa blanca, o un sweater de punto fino y cuello alto, y una americana color avellana o verde botella, es una opción con algo más de colorido.




También puedes apostar por las faldas y las bermudas. Aunque, quizá, éstas últimas sean algo más arriesgado para según qué trabajos. Aún así, con unas medias caladas en marrón o en gris, y unas bermudas de corte clásico en príncipe de gales, o "ciertopelo" (el tercipelo puede ser excesivo para la oficina) y con unos salones con bastante tacón pueden ser una opción alternativa, al tradicional traje pantalón.
Como compañeros de los pantalones, faldas o bermudas que elijas, además de las camisas, son una buena elección las chaquetas y los sweaters de punto fino con cuello de pico, ya que los puedes llevar encima de una camisa, top o camiseta, o solos, como la chica de la foto de arriba. La modelo lleva además un cinturón fino sobre la rebeca, otra forma de vestir estas prendas o darles el toque femenino es con collares, por ejemplo si eres muy clásica, un pantalón recto negro, un jersey de cuello vuelto rojo, y un collar largo de cuentas negras que personalice algo el conjunto. Si no sois tan clásicas y tenéis cierto margen de maniobra, seguro que estos dos estilismos de Net a Porter os gustarán.

En el de la izquierda, el pantalón algo acampanado, el collar y la chaqueta corta tipo cazadora, es lo que lo modernizan. La sandalias pueden que no sean una buena opción, mejor botas o zapato cerrado, tanto plano como con tacón. El de la derecha, es más atrevido, perfecto para profesiones más creativas: arquitectas, relaciones públicas..., a lo mejor el top es más "nocturno", pero el bolso de Marc Jacobs estilo vintage es un ejemplo de cómo dar color a un conjunto más formal o clásico.
También podéis poner el color en los sweaters, zapatos y cinturones, no sólo en bolsos y collares, buscando el contraste, por ejemplo, un traje gris y un cinturón fino con un color vivo, lo demás puede ser de colores neutros, pero sólo con ese detalle le habréis dado vida al "uniforme de trabajo".



Finalmente es con las chaquetas, más que con los pantalones, con las que puede ser una más creativa, y conseguir un estilo más personal, que es en definitiva de lo que se trata, de no acabar yendo todas iguales, con el pantalón negro, la camisa blanca y un jersey o rebeca gris perla o beige. Algo de color es necesario para animar y personalizar tu estilo. Y si no os atreveis a poner el color en la ropa, por lo menos que el reloj o los pendientes que llevéis tengan un diseño atractivo y actual.
Bueno, no sé si os servirán de algo mis consejos. En realidad, nunca he tenido que trabajar en ningún despacho ni oficina en la que el traje pantalón fuera el uniforme de batalla, así que he dejado que, los buenos consejos de mis amigas Monique y Lady Buchannan guiaran mi intuición, y que sus estilismos me inspiraran :)

5 comentarios:

Lady Buchannan dijo...

I would heartily recommend that you should invest your money in a good suit (I doesn't matter if it's a bit more expensive than the things you usually buy) and in the accessories. This way you would feel free to buy more shirts or pulls of different colours, so that you brighten up your style and change more often. Thanks for your article Ms de Winter.

Mr. John Steed dijo...

Daniela Urzi! Divina...

GZL dijo...

es Genial!! Gracias Ms Winter por cumplir tu palabra, me ha gustado mucho, ya que yo soy una de las que trabajan en oficina y tenemos que ir algo mas arregladilla, aunque algunas veces me he guiado por mi estado de animo de ese dia.(creo que el jefe no se da cuenta de como vengo, mejor, jajaja)y la verdad que tengo plena libertad.
He tomado nota de todo y me servira bastante.
GRACIAS y saludiños.
GZL

holly dijo...

hola a todos:

estoy bastante de acuerdo con las ideas que nos has dado. De hecho son las que suelo llevar a la práctica; yo trabajo en una oficina pero realizo bastantes gestiones que me hacen salir de ella un par de veces al día. Esto está muy bien porque te da cierto margen de movilidad pero también es más complicado acertar con el grado exacto de comodidad ya que nunca sabes si vas a tener que caminar más o menos. Este problema lo suelo solucionar llevando algún par de bailarinas en el coche(x lo que pueda pasar).

De todas formas me dan bastante libertad a la hora de vestir por lo que aprovecho para utilizar muchos jeans, o faldas con medias muy divertidas, o mi look preferido: total black con algo de leopardo, o simplemente con algún complemento que resalte mucho y rompa con la monotonía del negro.

Un saludo a todos y gracias por artículos de este estilo que realmente nos sirven de mucho mrs. de winter¡

Mrs. de Winter dijo...

Un consejo genial, Lady Buchannan, invertir en los básicos, para que duren y sean de calidad y gastarse algo menos en complementos y prendas más de tendencia.
Divino eres tú, John.
Me alegro de que os haya gustado, gzl y holly, por cierto, holly, me apunto al total black y las bailarinas animal print!
Saludos :D