domingo, 26 de febrero de 2006

Moda en Milano

No ha estado nada mal la Semana de la Moda de Milán.
Además del accidentado desfile de Fendi, el notición ha sido la venta de Jil Sander por parte de Prada, a quien perteneciá hasta ahora.
Claro que más jugosa a estado la parte de los chismes: Kate Moss en Burberry, acallando cualquier rumor de enfado con su diseñador. Y Sienna Miller, en el HORROROSO desfile de Pucci, a cargo de su amigo Mathew Williamson, ganándose malévolos comentarios por parte de un editor de moda, sin identificar, que debió decir en voz alta (o así lo cuenta Cathy Horyn, la crítica de moda del New York Times) algo así como "Yo también la abandonaría por la niñera regordeta" :0

Pero centrándonos en la ropa exclusivamente hay que destacar, bueno, yo destacaría (os linco directamente a las fotos del Brithis Vogue online y de Style.com que corresponden a cada uno de los desfiles de los que hablo):

  1. La andrógina colección de Jil Sander. Es diferente, y se agradece que, al menos, un diseñador se salga del estilo ladylike y de la inspiración de los años cuarenta, sesenta y ochenta. Las críticas has sido buenas. Yo no me atrevo con este estilo como total look.
  2. El giro radical que ha dado Giorgio Armani. No me gusta. Había cosas bonitas, que se lucieron más en la tele, y me imagino que mucho más todavía en vivo, que en las fotos, debido a los cristales. Pero Italia ya tiene a Valentino para estas cosas tan barrocas y de señora. Me gustaba más el Armani de antes, el de siempre.
  3. Que Frida Giannini se ha rajado cuando no había hecho más que empezar a crear su propio estilo Gucci, y vuelve por los sexuales derroteros de Tom Ford. (TRENDENCIAS) ;)
  4. Prada. Aunque no ha sido tan agresiva ni rompedora ni moderna como cabía esperar tras oir las declaraciones de Miuccia Prada, se vieron cosas muy apetecibles. Mi favorito:
    Abrigo animal print.
  5. Bottega Veneta. Variado y en general decepcionante. Lo mejor los tartanes tie-dye, los vestidos de noche y, por supuesto, los complementos, especialmente los bolsos. Lo peor, que parecían tres mini colecciones mezcladas. Eso sí, la ropa para chicos genial. Muy pija, pero genial.

  6. La confirmación del negro como tendencia. Yo ya he elegido mis vestidos favoritos en el color que jamás pasa de moda. De izquierda a derecha: petit robe noir de encaje de Burberry Prorsum, con abrigo-gabardina dorado, imprescindible. Y para ir de tiros largos: romántico de Alberta Ferretti y elegante, sobrio, maravilloso, perfecto vestido de Fendi, por Karl Lagerfeld.

Y para acabar, posible futuro look del matrimonio Beckham, que este invierno no ha dudado en vestirse de los pies a la cabeza de Dsquared y totalmente conjuntados, con dos de sus modelos de cowgirl y cowboy. Así que para el próximo invierno toca estilismo "cena-en-la-embajada".

Aunque si yo me encontrara con una invitación a cenar a palacio me vestiría de Josefina con este maravilloso vestido joya de Dolce & Gabbana.

Dos menciones especiales a Domenico Dolce y Stefano Gabbana. Una por su colección casi de Alta Costura, inspirada en Napoleón y Josefina Bonaparte. Y otra por la puesta en escena para la presentación de su colección D&G, que acabó deseando a todo el mundo, en pleno mes de febrero, Feliz Navidad.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

alguien me puede decir lo que ocurrió en el desfile de fendi,ah por cierto prada no me gustó nada y me encantó versace

Mrs. de Winter dijo...

Se cayó la plataforma en la que estaban los periodistas, creo, y muchos resultaron heridos.

Anónimo dijo...

thanks MRS DE WINTER

J'adore SuN! dijo...

Mi favorito Dsquared, me ha parecido impresionante!!!
Mrs. de Winter, FELICIDADES por tu trabajo en este blog y tus comentarios, es el único blog español que leo casi a diario...
Gracias!

Mr. John Steed dijo...

Me juego a que ha sido Hamish el del malicioso comentario, aunque tampoco me ha gustado nada la colección de Pucci. Y sí, Dsquared LA ROMPE, como decimos en Argentina!!

Mrs. de Winter dijo...

You are welcome Anónimo 13:23 ;)

Mr.Steed pensé en usted en cuanto vi el desfile de Dsquared, sooo Steed. Yo también creo que fue Hamish, le pega esa malicia casi envidiosa.

Saludos.

Mr. John Steed dijo...

Justamente por eso lo amo a Hamish.