martes, 28 de agosto de 2007

Supermodelo 2007

No sé si es que desde que he vuelto de vacaciones estoy de que no, o si Supermodelo 2007 es tan patético como parece. Sólo he visto el primer casting, el de hace un par de viernes, un trocito de otro y parte del programa de ayer que, harta de semejante fantochada, cambié de canal en menos de una hora.

También puede que me haya perdido lo bueno, y haya tenido la mala suerte de pillar la peor parte de lo que puede ser un reality televisivo: discusiones peregrinas con las candidatas que acaban en descalificaciones personales; dar cancha a la todo-menos-humilde de Malena para que meta caña, porque sí, a una de las candidatas con la que saben que se lleva mal, además de dejar que la critique y la deje por los suelos por televisión sin derecho a réplica (qué educativo, qué ético, qué imagen, qué profesional y qué duro es ser modelo en Cuatro); Daniel El Kum (¿no os recuerda a Dani DJ?) diciendo sandeces del tipo "adquirir sabiduría y aprender -con r, no d- quiénes son las modelos" (yo creía que eso sería, tirando por lo alto, cultura pero ¿sabiduría?); "amenazas" de cortar el pelo a las candidatas todavía no elegidas, porque todos sabemos que son mayoría las modelos, perdon súper modelos, que llevan el pelo corto, y que es fundamental para triunfar, no hay más que ver a Súper Judit; criterios de selección que buscan la audiencia y que no han quedado claros en ningún momento, preguntas de tipo personal a las chicas con un fondo de alcahuetería muy cutre, y ¡lo mejor!: chicas (las menores con el consentimiento paterno) que se dejan humillar y consienten que ¿el Señor? El Kum y Cristina Rodríguez les hablen en un tono prepotente y faltón, aunque la intención de ellos sea parecer implacables y profesionales. La fama cuesta. Y, por lo visto, cuando te presentas al casting de un reality de televisión pueden decirte lo que quieran y cómo quieran, cedes los derechos sobre tu dignidad o algo así. Los espectadores mandan, y los espectadores quieren barro.

Por eso debe ser, y por la falta de imaginación en la búsqueda de algo divertido y estético al mismo tiempo, que en la primera gala los profesores aparecieron, en el patatero al que llevaron a las chicas en limusina, vestidos de militares en un jeep e hicieron un teatrillo al estilo "Oficial y caballero" (seguro que sus madres y abuelas de las modelos pillaron el guiño, aunque ellas sean más de la generación de "Troya"), y por eso les montaron una pista americana (muy útil y formativo si quieres ser modelo), las hicieron arrastarse por el barro literalmente, para luego acabar dándoles una manguera con la que lavarse. Para la próxima gala propongo como tema: profesores estrictos, perdón implacables, modelos vestidas de escolares (con uniforme obviamente, son la clave) y una pelea de almohadas en el dormitorio. Súper chic, súper profesional, súper implacable, súper modelo 2007.

Claro, que igual soy ya mayor para programas de este nivel. O igual me acabo de caer del guindo, y tras ese rollo de la profesionalidad, de la escuela de formación de modelos, bla bla bla, sólo hay un reality carente del gusto, el glamour y el estilo del que presumen, que no busca más que audiencia. Me da que va a ser esto.

Y aún me queda la duda de si es un reflejo real de lo que te puede pasar en un casting o en un trabajo si eres modelo. Y si el nivel del jurado y de los profesores es el habitual. ¿Tan cutre y decepcionante puede llegar a ser ese mundillo? ¿Es necesario crear esas relaciones de poder ("yo valgo mil, yo soy un profesional, tú eres una mierdecilla, obedece o serás castigada, porque yo decido si tú vales o no" muy de colegio de monjas ese tipo de relación) basadas en el chantaje emocional? ¿De verdad ser una modelo profesional es ir a cuchillo y tragar y tragar y tragar? Porque ser puntual, cumplir con el trabajo, apagar el móvil, esforzarte, aguantar la presión, ser disciplinado, etc. son exigencias para cualquiera que quiera triunfar independientemente de su profesión. Ser modelo será sacrificado, pero muchos trabajos lo son ¡y no lloramos tanto!, ni estamos dando la vara con lo que nos esforzamos y nos sacrificamos, al menos cuando nuestro trabajo lo hemos podido elegir. No soporto a la gente que al mismo tiempo presume de lo que ama su trabajo y se queja constantemente de lo mal que lo pasa por él y de lo mucho que se esfuerza. ¡Tanta obsesión por presentar el mundo de la moda como algo serio y súper profesional para acabar dando una imagen súper pobre, súper superficial y súper pretenciosa!

¿De verdad súper Daniel El Kum es el estilista de Ana Obregón? ¿Cómo se escribe "el Kum" o "El Kum"?, ni en la web lo tienen claro. ¿Y en qué súper sex shop se compra súper Cristina Rodríguez (qué delgada este año) sus súper complementos y su súper fusta-gadget? ¿Y no eran dos litros de agua al día los que hay que beber, y no súper tres?

14 comentarios:

Lara dijo...

JAJAJAJAJAJAJA!!!!Madree mía estaba esperando un post como este en alguno de los blogs...Mira yo después de ver este programa,alque considero estar enganxada,lo vi el año pasado y lo veré este,me da un poco de miedo el mundillo al que quiero dedicar mi vida...si el mundo de una modelo es duro,cómo tiene que ser el de una redactora de moda???No es lo mismo,xo la superficialidad y la falsedad que hay aquí es impresionante. De verdad Cristina es estilista???Hay veces que digo pues sí tiene gusto la chica, hay otras que digo, eh?¿?¿Y el Daniel este, de dónde ha salido???En fin...lo mejor es el barro que hay entre las chicas, xo es lo que hay en un reality televisivo y ahora que trabajo en un programa de tv cada vez entiendo más estas cosas...BESOSSSS(menudo rollooo,je)

lifespink dijo...

está claro lo que es este año supermodelo, un Reality, con todas las connotaciones negativas que ello conlleva, en una sola gala hemos visto más "mierda" que en todo el año pasado, sin embargo no deja de ser divertido ver que las guapas también lloran.

Holly Golightly dijo...

Sólo se me ocurre una cosa...

!?

Besos

Nils dijo...

Muy bueno, el post. Lara, como redactor de moda te aseguro que hay mucha bruja pero que no todos somos así, ni mucho menos. Además, deberías distinguir entre redactor y estilista. NO es lo mismo y no verás a ningún redactor que no le tenga asco a los estilistas, que esos sí que son malos bichos por lo general (se slavan los estilistas de ropa infantil).

Sobre el concurso, la verdad es que es un reality cutre salchichero que no va a ningún lado, porque no apoyan realmente a las concursantes ni durante ni después, además se supone que el premio es optar al concurso de Elite Models, que todo el mundo sabe que buscan niñas de 14 años para formarlas durante dos años y hacerlas supermodelos... como la checa del año apsado. Así que no es mas que un cuentacuentos que juega con ilusiones de niñas que, según lo que he visto en la tele, son algo retrasadas o abducidas por extraterrestes con poca autoestima y mucha tontería.

Mrs. de Winter dijo...

Lara, a mí al final me aburrió y cambié de canal. Tras el numerito militar y la primera sesión de pelea de gatas soterrada, fomentada por Cristina y vendida como un acto de sinceridad y valentía no pude más y me pasé a CSI Las Vegas ¡y son capítulos repetidos!

Lifespink, pero eso ya lo sabía yo. Además, admitiendo a chicas de 16 años la lágrima la tienen asegurada, no es necesario que la fomenten. Estoy contigo, yo sólo ví una hora, y fue como un concentrado de todo el concurso del año pasado. Han perdido la oportunidad de hacer algo digno y realmente profesional, y que realmente apoye al mundo de la moda. Es un programa patético.

Holly, no te entiendo, y esperaba tu comentario con la esperanza de que nos dijeras que no, que las chicas que quieren ser modelos no son tratadas así, ni están llorando, quejándose y criticando todo el día. ¡Dinos que no es así! ¿Conoces profesionalmente (o tienes referencias) de los miembros del jurado o de los profesores? Besos para ti también.

Nils, jo qué miedo tal y cómo lo presentas. Tienes razón en lo del concurso. Y sí, además, el programa es cutre, y la imagen que dan es más cutre todavía.

Saludos :)

Lady Buchannan dijo...

Lo que me acordé de ti anoche. En el piso estábamos todos que nos cabía un pan por la boca: no podíamos parar de reir, a pesar de la vergüenza ajena que pasamos.
A mí me llama la atención:

1. que las madres lloren como las hijas porque hayan sido elegidas para el programa: ¿qué tipo de valores les han inculcado a las niñas? Mi mamá también piensa que soy la más guapa del mundo y jamás pensó presentarme a un cásting. Como sabe que soy la más lista, pues tiró por este segundo filón... ;-P

2. El temica este de "esta es mi oportunidad para demostrar tooooooodo lo que valgo y no lo pienso desaprovechar" es como cuando nuestros compis de 2º de BUP pedían una Fender Stratocaster a sus papis para demostrar que ellos también podían llegar a ser como Kurt Cobain. Claro, que ninguna de las referencias anteriores será comprendida por las participantes en el concurso. Limitaciones que tiene ser una jovenzana de 17 años.

3. ¿De verdad no se dio ninguna de las pavas cuenta de que las patatas fritas, las hamburguesas y las pizzas se las habían puesto para que fueran pilladas por el nutricionista? Venga hombre... que se le veía venir... Aunque a esto se le llama picardía y me parece que éstas sólo las tienen para esconder el "gloss" de sus compis.

Miss B dijo...

yo no he tenido el placer de ver ningún programa de esta edición pero estoy contigo en lo pesados que se ponen con lo de que ser modelo es una profesión muy dura ¡y tantas otras! y sobre todo esa gente, de cualquier profesión que siempre hablan de su trabajo como si fuese el más sacrificado del mundo, lo mucho que se esfuerzan, como si la gente que no se queja es que es menos buena en su trabajo, por favor...

muy bueno el post, y bienvenida!

Holly Golightly dijo...

Bien querida,

Las exclamaciones eran simplemente de sorpresa. Ser modelo no es eso, ser modelo es subirse a una pasarela o hacer fotografía. Y, como en cualquier profesión, hay que tratar y ser tratado con respeto.

Es un concurso, de acuerdo; pero se supone que los adultos que lo dirigen, Judith, Daniel, Valerio, Cristina... deberían imponer más respeto y menos teatro.

Ha habido cientos de modelos y muchas no son recordadas, ni lo serán. Ser modelo no es ser alta, ser guapa, estar delgada... Eso no es ser modelo, ni siquiera es entrar en un determinado pantalón o desfilar con una mueca torcida ante miles de flashes sin inmutarse y sobre tacones de quince centímetros...

Ser modelo es una profesión. Es tener un carácter y transmitirlo a las prendas, dar estilo a la ropa impregnándola de belleza y movimiento. Aunque muchas veces no estoy de acuerdo con la definición, ser modelo es ser un maniquí pero, con vida. Mover, sonreír, seriedad o convencer. TRANSMITIR con letras mayúsculas, ya sea impasividad o frescura.

El concurso me parece zafio y vulgar. No lo entiendo, no entiendo el objetivo ni la forma de llevarlo a cabo. En cualquier trabajo se debe exigir respeto aunque uno sea muy senior y el otro un junior… Creo que se puede resumir en esta anécdota: “Paseaba Lincoln con su nieto y un esclavo negro le saludó quitándose el sombrero, él hizo lo mismo y, su nieto le miró muy sorprendido contestando que sólo era un negro. Entonces, el presidente de los EEUU le dijo que no quedaría nunca como que un negro era más educado que el presidente del país”. Deberían aprenderlo, ésas niñas se merecen respeto tanto o más que el que deben recibir los profesores.

Aunque es muy conocido el hecho de que a todo el mundo le bajan los humos con su primer empleo y, más en el mundo de la moda; el respeto es esencial. Ni ellas son esclavas ni ellos dioses… Aunque esas poses son simple morbo y carnaza televisiva…

Por otro lado, el jurado es de risa. De Judith no voy a hacer comentarios, sólo uno “Zapatero a tus zapatos”. Valerio es un gran modelo, un hombre muy educado y sumamente elegante, a pesar de que aún no entiendo qué hace ahí pero bueno. Daniel el Kum, en fin, un estilista más que junto con Cristina hace sufrir a las niñas con su prepotencia y mala educación. La elegancia es también el saber estar aunque ellos lo desconozcan. De los estilismos propios de estos dos personajes puedo decir que sólo comparto una opinión con ellos, a pesar de que ellos no están para ser criticados en su look, tanto sus comportamientos como poses (ella sacando pecho y con fusta, látigo ¿?) y él (soberbio, vulgar, maleducado) son para reírse.

Por otro lado, desde mi experiencia puedo decir que ser modelo es un trabajo. Hay grandes profesionales con los que trabajar es un placer y grandes criticones pero, como en cualquier trabajo. Ante todo, respeto. Ser modelo no es ni ser vapuleada ni ser una diosa mundana.

Espero haberme explicado mejor…

Besos querida mía…

t38 dijo...

No me puedo resistir a este post.
Sí Cristina está muy mejorada de tipo pero sus estilismos (y pongo en duda donde practicaba esta mujer o dónde se sacó el título) siguen siendo igual de sospechosos.
Para empezar el zapato rojo que "decora" el plató es lo más casposo que he visto en tiempo, por favor, ya es indicativo de lo cutrón que sigue siendo este programa cuando podría estar bien...
Algunas cuestiones al aire:
- Judith sigue entonando artificiosamente y seguro que se ha preparado para esta 2ª entrega, conclusión: no sirve como presentadora aunque sea guapísima y vaya bien vestida.
- Siempre el programa cuenta con una pesada de turno, en la 1ª edición fue la Antonia Dell´Ate, en esta edición la Berrocal.
-El numerito comando que le montaron a las chicas emparentaba el programa más con humor amarillo que con un verdadero casting-reality para buscar una top
-Eliminaron a una de mis favoritas, una chica rubia de nombre Lisa, sólo porque en la primera sesión de fotos declaró no gustarle mirar a la cámara ¿pero no estaban allí para aprender?

Siguen buscando el morbo de los enfrentamientos, la parodia de la moda y la chabacanería. No obstante los seguiré viendo, les daré una segunda oportunidad ;)
Se echó en falta en el primer programa que apareciera la ganadora y finalista (Mayte forever!!)del anterior. Yo no las ví...

Gracias Mrs de Winter por este post, uff que bien me he quedado. Pido disculpas por el testamento.

CLARA dijo...

Bueno fue la discursión en el primer programa entre Cristina y Daniel, sobre la forma de vestir de cada uno.

Mrs. de Winter dijo...

Lady Buchannan, he llegado a la conclusión de que ahora mismo la mayoría de los padres aspiran a que su chico sea futbolista, y la chica modelo. O eso, o no me lo explico.

Miss b, a mí me carga ese tipo de gente, y además no les creo: o no sufren tanto, o no les gusta tanto su trabajo. Por cierto, no puedo dejar mensajes en tu blog, me da error la página constantemente :(

Gracias Holly, totalmente aclarado, me dejas tranquila. Me desconcertó un poco tu comentario, pero ahora veo que lo de este programa no es normal.

t38, no vi lo suficiente cómo para poder opinar si, además, siguen insistiendo en los errores del año pasado (el ritmo y tono de Judith, los estilismos de Cristina, etc.), pero si es así, peor me lo pones.

Clara, no sé si te entiendo, como he dicho no vi el programa entero, ni la mitad, ¿discutieron entre ellos? Porque es ya lo que les faltaba.

Un saludo :)

Anónimo dijo...

Si lo que se quiere es transmitir que el mundo de la moda es algo serio, van por mal camino, Judith como modelo con cierta relevancia en su momento me parece que pierde al presentarlo, la idea inicial es buena y el juego entre concurso y telebasura, ganando con creces lo segundo la hace nefasta, no mas de 3 de las niñas que entan dentro pueden tener una carrera y vivir de ello se juega con las ilusiones... donde estan las anteriores? me gustaria ver donde estan las concursantes de la edicion anterior y si han hecho algo ..

Que se viera a las autenticas niñas que recorren Paris en epoca de casting hacen cola y no son seleccionadas entre mas de 200 ó sí lo són.
Que se viera que puede ser un mundo increiblemente duro ó agradeble, dependiendo de si triunfas, y como ningua modelo española conocida para el gran publico triunfa fuera de nuestras fronteras (no hablo de marina perez ó sheila marquez porke aki no las cononoce nadie,cuando son ellas las ke lo hacen TODO! y si a la petardea de maretina klein )etc...
ramyond

Caty dijo...

Estoy de acuerdo con todo lo que dijo Mrs.de Winder, que alivio ver la gente pensando asi. Que lastima, que el programa muy prometedor se ha convertido en telebasura, que asco- ver los pateticos profesores, prepotentes y ridiculos. Que lastima por las niñas que los tienen que aguantar. Yo,personalmente,vi toda la primera parte, pero este año no quiero ni enterarme, porque me da mucha rabia ver un espectaculo lamentable,una injusticia

Daniel dijo...

Es interesante como empieza el post criticando el programa y luego hay muchos comentarios que lo conocen con pelos y señales. Yo creo que el programa refleja bien lo que es el mundo de la moda, solo que al verlo tan comprimido parece aún más grotesco. ¿De verdad pensais que la moda es algo serio? Puede ser divertido o entretenido, pero en el fondo no es mñas que un circo bastante superficial donde una serie de gente, para forrarse, ha creado un mundillo alejado del 99% de la humanidad.
Hay todo un mundo hay fuera de ideas, cosas que cambiar, lucha... Pero requiere más esfuerzo intelectual.