viernes, 6 de marzo de 2009

Por favor, ¿el circo?

En el colegio tenía un compañero al que le gustaba inventarse chistes. No eran gracias surgidas en medio de una conversación -aunque también eso se le daba bien-, sino chistes. Eso decía él. La verdad es que, en general, ninguno de los que inventaba y contaba (lo hacía muy de vez en cuando) tenía mucho éxito. No eran, ni pretendían ser, chistes de carcajada. A mí me solían hacer gracia, aunque sólo recuerdo uno.

Hoy, al ver a Miuccia Prada con este vestido de su última colección, entre los asistentes a la fiesta de inauguración de la exposición Extreme beauty in Vogue, lo he recordado. Se le ocurrió durante el viaje de estudios en Roma.

Estábamos de botellón cerca del Coliseo y le pidió a un amigo que lo cogiera a corderetas y trotara un poco para simular que era un caballo. El otro chico le siguió el juego sin preguntar y se pusieron a pasear así por el parque. Cada vez que se cruzaban con alguien (compañeros de curso casi todos), el jinete los paraba y con aire despistado les preguntaba: Por favor, ¿el Circo? Todavía me parece gracioso.

Foto de Style.com

3 comentarios:

bloolb dijo...

100% circo romano, falta el león y el Cesar con el pulgar hacia abajo.

Mrs. de Winter dijo...

Hola bloolb! Lo mire como lo mire, o me lo tomo como un chiste, o no le encuentro la gracia al vestido. No me extraña que lo haya estrenado ella, dudo mucho que Nicole Kidman o Anna Wintour estuvieran dispuestas a hacerlo ;)

Un abrazo!

Hummingbird dijo...

sí... el circo del coliseo. XXXX!!