jueves, 10 de noviembre de 2005

Zapatero prodigioso


Otro libro, éste es más actual, recien salido del horno. EL diseñador español de zapatos Manolo Blahnik (foto de arriba) y el fotógrafo Eric Boman acaban de publicar un libro que lleva por título "Blahnik por Boman: Zapatos, Fotos, Conversaciones". Se puede comprar en Amazon. com, y la verdad es que es bastante más barato que cualquiera de sus creaciones, vale unos cincuenta y tantos euros, creo. La foto de abajo es la de la portada.

Ahora que Manolo Blahnik acaba de abrir tienda en Madrid, de la mano de Jaime de Marichalar, el marido de la Infanta Elena, y de Nati Abascal, todo un lujo para las españolas que puedan comprar sus zapatos, pues ahora se ahorrarán en viaje, las que no nos podemos permitir comprar un par de sus famosos zapatos, podemos disfrutalos en fotos en este libro. Aquí teneis dos ejemplos de las fotografías del libro, la verdad es que son bonitas, la de las frutas me encanta por el color y porque las sandalias son preciosas, pero reconozco que la del botín como florero es muy original.



Bueno, si quereis conocer los zapatos que han enamorado a actrices, cantantes, top models, aristócratas, diseñadores de moda e incluso a personajes de series de televisión como Carrie Bradshaw, la más fahionista de todas, y no teneis presupuesto para compar un par de "manolos" obra del diseñador español más universal, junto con Balenciaga y Pertegaz, siempre os queda este libro que, por cierto, es el objeto de la semana en el Vogue USA.

3 comentarios:

Melanie Daniels dijo...

Totalmente de acuerdo con lo dicho sobre los zapatos más bellos del universo. Además es cierto que estilizan la pierna y hacen que cualquier vestido siente mejor. Sin embargo, tengo un pero que hacer: estos zapatos modelo "Barbie" (reconócelo, se dan un aire importante a los de la muñeca), son matadores para toda una vida. Ya pueden enamorar a las actrices y tops; o eres una de ellas o no puedes llevarlos, ya que la limousina no te está esperando para llevarte de un bar a una discoteca. Nosotras, querida amiga, tenemos que andar, subir en el metro o el autobús y... ¡trabajar! Terminaríamos con lesiones en espalda y rodillas antes de los 35. Como objeto de culto, están bien, pero como complemento o prenda de vestir, tengo mis dudas.

Mrs. de Winter dijo...

Tienes razón en parte, son más bien para tener un par o dos (y siempre que te los puedas permitir) entre el resto de los zapatos, botas, bailarinas, zapatillas y sandalias que usamos habitualmente. Sobre todo porque no es el único zapatero genial que hay, aunque hay que reconocerle el mérito de ser conocido por todo el mundo, tanto por los que compran sus zapatos, como los que no. En cualquier caso, si nos ponemos realistas ¿cuántos zapatos necesitamos? ¿y cuánta ropa? Seguramente con un par o dos de zapatos basten, pero...no nos conformamos y, en fin, como objeto de culto que son los "manolos" no me molesta reconocer que si me los pudiera permitir no me limitaría sólo a un par de ellos.

Anónimo dijo...

Hello Very funny post...