miércoles, 12 de julio de 2006

Alta Costura - Givenchy Otoño-Invierno 2006

La colección de Alta Costura que Ricardo Tisci, antiguo alumno de Saint Martins, ha ideado para Givenchy ha gustado mucho pero no ha llegado a convencer. A mí me ha parecido la más interesante de todas, porque era la única que no cabía esperar.


El italiano ha apuntado como referencias en su inspiración a África, Bosnia, Indonesia y la India; al contrario que Galliano, sí acude a algunas de las claves de estilo del fundador de la firma para la que trabaja, Hubert de Givenchy, como las blusas de seda con mangas abullonadas o los trajes de chaqueta, al tiempo que intenta reflejar el chic del actual París. Todo limitando mucho la paleta de colores al negro, marrón, beige y blanco. Sorprendente, teniendo en cuenta los países en los que se fija para tomar ideas.
Cathy Horyn, del New York Times, cree que esa colección puede fácilmente ser confundida con el prêt-a-porter, y estoy de acuerdo, excepto en lo de fácilmente. Ya que sólo puede tomarse fácilmente así, si la miramos desde la óptica actual, en la que la Alta Costura -que existía antes del prêt-a-porter tal y como hoy lo conocemos-, se usa más como reclamo publicitario que como uno modo de mostrar las últimas creaciones de los diseñadores más prestigiosos a sus clientas.
Colecciones tan conceptuales no son lo habitual en la semana de la Haute Couture de los últimos años. Y tampoco voy a mentir, tengo que reconocer que, acostumbrada a la espectacularidad, el lujo de bordados y vestidos enjoyados habitules en otras casas de modas, me ha costado verla como una colección claramente de costura, al menos al principio.

Sin embargo, y conforme he ido avanzando en las fotos, menos ready-to-wear me ha parecido. Es cierto que este desfile no ha trascendido a los medios no especializados (tipo "Corazón de...") o a los telediarios como lo han hecho la de Dior o Valentino, también es cierto que no va a ayudar a la firma Givenchy a vender más perfumes o barras de labios, pero detalles como el cuerpo de la foto de arriba, las pieles usadas en trajes y abrigos, y, muy especialmente, los trajes de noche, la convierten en una colección difícil para el prêt-a-porter en mi opinión.


Además, ver algo nuevo y diferente no está mal para variar. Por otro lado, no se puede negar que el resultado es elegante y lujoso, y muy chic en algunos trajes y vestidos, como los de abajo en las fotos d ela izqierda y el centro, aunque prescinda del colorido, los encajes y los bordados a los que nos hemos acostumbrado.

Los trajes de noche me han impresionado.
Sobre todo por el color, desde el blanco nuclear al negro más oscuro.
Dejándo en medio uno en degradé en blanco y marrones (foto de abajo a la derecha).

Los dos blancos (uno de ellos es el de la foto de arriba a la izquierda) me han gustado mucho, y creo que son, con el degradé y el negro de la foto de abajo a la izquierda, los que más salida tienen, porque consiguen lo que toda mujer busca cuando una mujer se compra un vestido de noche: estar favorecida y glamurosa.

Aún así, estoy segura de que serán los dos vestidos negros que lucieron en la pasarela Stella Tennant (arriba a la derecha) y Maria Carla Boscono (abajo) los que veremos en los editoriales de moda más relevantes. La verdad es que me costaría decidirme por ellos si los viera en una alfombra roja puestos en alguna celebrity, pero me han impactado por su belleza, sobriedad y elegancia.
Desfile completo en Style.com

10 comentarios:

cOoL BoY dijo...

Pues opino lo mismo que tú, a mí me ha gustado mucho. No la había visto aún, pero es muy ideal! Qué chula ! Y eso de los barbones, me ha recordado a las modelos de Carlos Díez con aquellas barbotas con las que desfilaron! Besos !

inmarrubia dijo...

Yo lo de las barbudas no lo acabo de ver claro, y los vestidos no me acaban de gustar. Pese a todo creo que tiene detalles cuya foto no puede faltar en un buen álbum de moda, como la foto que has puesto de ese cuerpo en color nude hecho de capas rígidas superpuestas, o el vestido de pieles que lleva Irina... A pesar de eso creo que es una colección de las que no se quedan fácilmente grabadas en la memoria, no es impactante ni creo que pase a formar parte de las mejores colecciones de Givenchy.
Saludos!

holly dijo...

a mi me ha encantado, especialmente los trajes de noche, el degradé, el blanco nuclear y los 3 últimos negros me parecen el colmo del lujo más sobrio.

muy interesante, le falta la alegría del colorido, pero me parece haute couture, al menos en gran parte de los diseños. Su puesta en escena también me gusta. Me parece sobria pero innegablemente muy elegante.

saluditos¡¡

Anónimo dijo...

el vestido negro que luce maria carla boscono es CHULIIIIÍSIMO

Mrs. de Winter dijo...

Bueno, con barba pero sin pelo, cool boy. Al fin y al cabo es Haute Couture ;)

Es cierto que no es una colección hecha para gustar al gran público, quizá demasiado oscura, pero, aunque fuera de forma diferente a la vista en pasarela y sin barba, se encuentran cosas llevables en otros sitios que no sean cockteles, fiestas y recepciones. Aunque tienes razón, inmarrubia, esta colección no pasará a la historia.

Holly, estoy contigo, los trajes de noche son los que más me han impresionado, por su elegancia y sobriedad.

También a mí me gusta, anónimo. Increíblemente elegante.

Un abrazo

sepiadefresa dijo...

la coleccion me parece impresionante, muy arquitectonica, el detalle de las capas es genial. Los vestidos crean volumenes y formas, en otras colecciones inexistentes, y el vestido degrade es super chulo. A mi es la que mas original me ha parecido, por lo rompedor del concepto. Es poco llamativa, quizas, pero mas innovadora.

Inés dijo...

Estoy de acuerdo con sepiadefresa y con Holly, me ha encantado la colección de Givenchy, diría que casi ha sido mi favorita. Los trajes de noche son espectacularmente sobrios, me encantan los negros, creo que Tisci ha llevado el concepto "total black" a su máxima expresión, le doy un 9,9 que siempre se puede mejorar ;).

Lo que si que no me ha convencido mucho es el "look" de las modelos, no me gusta el pelo ni las barbas, aunque creo que eso es lo que le da a la colección ese toque especial de la "haut couture".

Besitos Mrs.

Mrs. de Winter dijo...

Estoy contigo sepiadefresa, sin duda ha sido la colección más interesante y más rompedora de todas las de la Alta Costura.

Hola inés, parece que somos cuatro las que estamos de acuerdo. Tampoco es que a mí las barbas me convenzan, pero las tomo como parte del desfile, no como una propuesta real, aunque para gustos, los colores ;)

Besicos :)

Mr. John Steed dijo...

Uia, DIOS, increíble. Fue un desfile espectacular, el último estido, como bien decís, y el que lleva Tennant son INCREÍBLES.

Mrs. de Winter dijo...

Hola John, a mí el de Stella es el que más me ha impresionado, me recuerda a los retratos españoles del siglo XVII-XVIII, cuando el negro era símbolo de elegancia. Una maravilla, quedan majestuosos los dos últimos. Y eso que los blancos también me han gustado, pero son menos contundentes. Besicos.