sábado, 5 de agosto de 2006

Nuevas princesas de las tendencias. Última parte.

Han sido pocas las ocasiones en las que hemos podido ver a Charlotte Casiraghi vestida de gala.
En varias de ellas ha cofiando en Chanel (todos los vestidos de abajo menos el turquesa) y sólo en el Baile de la Rosa, su primer baile de la Rosa, llevó Alta Costura de Chanel. Lo que más se le criticó en aquella noche es que llevara una coleta mal hecha, quizá "de peluquería" hubiera estado disfrazada de mujer de 30 años, así que, aunque no me emocionen los "bollos" me quedo con la coleta.
De las otras, salvo ponerse edad con vestidos como el del primer plano arriba a la derecha (siento no tener foto de cuerpo entero), no le echo en cara nada.
Me gustó que con el vestido turquesa cambiara su melena y sus tacones, con los que acudió al cocktel, y se recogiera el pelo y pusiera chanclas para la fiesta final por el pueblo, y con el pueblo de Mónaco (de eso se trataba, no de un acto de palacio).
Aunque, cuando más me ha gustado ha sido con el Chanel (que llevó igual que en la pasarela) de prêt-a-porter con el que acudió al concierto en la Ópera de Mónaco, foto de la izquierda arriba.
Es cierto que todavía no tiene un estilo definido de día, y tampoco de noche. Todavía es joven, tiene tiempo de sobra par ir definiéndolo, como hizo su madre. De momento, ya ha mostrado su predilección por los trajes de noche blancos (foto de la izquierda), algo que comparte con su abuela Grace Kelly. Y poco a poco rejuvenece su estilo.

Todavía son menos las veces que hemos podido ver a Kate Middleton vestida de noche. Si a Charlotte Casiraghi la quieren comparar con su madre, a Kate Middleton le toca demostrar que está a la altura de la difunta madre de su novio Diana de Gales. (No le arriendo la ganancia, la verdad. )
De todas formas, parece que, de momento, ha salido airosa, y gusta mucho. A mí no tanto, no me disgusta, pero no son los vestidos de mi vida. No veo nada espectacular en su estilo que me llame la atención, salvo que es una chica bastante atractiva. Es en los actos formales, todos relacionados con la entronización de su tío y la muerte de su abuelo, donde la hija de Carolina de Mónaco ha fallado más, poniéndose años encima sin necesidad. Salvo que el del sombrerito, que me encantó. Parece que se ha dado cuenta, y este año acudió más juvenil a la misa por el aniversario de la muerte de su abuelo (foto de la derecha).
Tener veinte años y asistir a una misa por la memoria de tu abuelo en una catedral, teniendo que cumplir etiqueta, real y de luto, no son los mejores condicionantes para elegir traje, pero esta vez lo ha conseguido.
También está sin definir todavía su estilo para las situaciones en las que tiene que ir formal pero no de etiqueta, de izquierda a derecha: una recepción con su madre, una boda, y el último Gran Premio de Mónaco de Fórmula 1. Todas las fotos son de los últimos cuatro o cinco meses. La que más me gusta es la última opción, en la boda se puso años, y en la recepción también, además el pelo...Aunque la ropa me gusta.
También Kate Middleton aparenta más años de los que tiene cuando se arregla.
Claro que tratándose de bodas en las que se exige chaqué a los invitados varones, lo propio es un traje de chaqueta o un vestido. No me gustó nada el de la derecha, la veo muy señorona. El del medio me gustó más.
Sí que me parece acertado llevar la melena suelta con tocado, es lo que le da el toque juvenil.
El gorro de piel sí me gusto, el abrigo (que era largo hasta los pies) no.

¿Tan difícil es encontrar un vestido o un traje para un acto más formal cuando tienes veintipocos?
Parece que sí. Aunque de momento, más difícil veo que alguna de las dos, si no evolucionan en sus estilos, lleguen a marcar nuevas tendencias como desde algunos medios se dice.
Ni Letizia, ni Máxima, ni Mathilde, ni Mary, ni Mette Marit, ni, por suerte, Victoria crean nuevas tendencias. Pueden, junto con otras celebrities o socialities, hacer que se venda más durante 2 meses una chaqueta o un bolso concreto, pero no han creado un estilo que se copie sin parar.
Ni siquiera Diana lo hacía, sólo con su traje de novia lo consiguió. Y eso que era el vestido más feo que jamás tuvo, pero ninguna de las mujeres que compraban el Hola con devoción absoluta llevaban los vaqueros pitillos y por encima del tobillo, ni copiaban su peinado (que eran las dos cosas que la distinguían).
Lo mismo le ocurre a Carolina. Incluso a Grace Kelly, porque, además del bolso Kelly, ¿qué prenda de su guardarropa era diferente a las de las mujeres de su época? Si cada vez que un editorial de moda se habla del estilo de Grace Kelly, en realidad, se limitan a copiar los estilismos de sus pelis con Hitchcock (mezclándolas, además, con los de Tippi Hedren, que eran distintos, como los personajes).
Tampoco lo hacen Kate y Charlotte, y no creo que, de momento, vaya a producirse ese interés fashion que ha despertado el duo Miller-Moss. Sí serán habituales de las listas de las mejor vestidas, y ganarán de vez en cuando la encuesta del Hola sobre la más elegante de la semana.
Sobre todo levantarán pasiones, y conseguirán que las revistas sigan vendiendo muchos ejemplares, pero si su estilo no evoluciona no conseguirán lo que sólo Jacquie Kennedy ha hecho hasta la fecha, siendo, además, "Reina" en una República.
Sólo les deseo que su protagonismo en la crónica social sea por motivos más felices que el de sus antecesoras, con las que ya se las compara.
Claro que las tragedias son las que consiguen engrandecer más los mitos.

7 comentarios:

eVa! dijo...

Los zapatos altos de tacon de madera que lleva en Charlotte en el último bloque de fotos suyas son de ZARA!!!Jeje. Yo los compre y los descambie, me resultaban super incomodos. Son totalmente estilo Chloé. A ella le quedan geniales!

Anónimo dijo...

me parece genial que charlotte para el ohla ,carlota para el hola compre en zara, lo de la marquitis aguda es para nuevas ricas con delirios de grandeza a lo viki bechham o ricas de toda la vida descerebradas y en su mundo paralelo a lo ana obregón.

eVa! dijo...

Totalmente de acuerdo con el comentario del usuario anonimo.
Me considero anti-Vicky!!:)
Mua!

Mr. John Steed dijo...

Mrs. de Winter, le debo confesar que se ha pasado con este semejante racconto con el estilo de la nueva camada monárquica.

Mi favorita ya sabe seguramente quién es... creo que no debo ni decirlo... y su vestidito de Chanel... ohhhh PURO AMOR.


Saludos.

Mrs. de Winter dijo...

¿De Zara? Vamos que no mentiría si dice que mezcla caro con barato. Pues molan, a mí es lo que más me gusta de los dos conjuntos. Y sí, son muy Chloé.

Totalmente de acuerdo. Totalmente, anónimo.

Lo dicho eva. Ya somos tres entonces.

Hola John, contigo es fácil saber a cuál prefieres. Puro amor toda ella, sobre todo los estilismos de pareja que se monta con el noviete que tiene. Fue la parte que me faltó, pero no quería saturar.

Saludos.

victor dijo...

solo decir que esos zapatos de carlota, no son los de zara, son los reales, de Hermés, ya deberiais saber que zara copia todo, sino pk esta temporada hay copias de : louboutin, chloe, chanel, lanvin... es agente x suerte no tiene pk llebar copias de nada, pk les regalan los originales, y si esta blog resulta ser de moda, kien habla, deberia pasarse por zara y mirar los desfiles varias veces antes de decir de donde es algo... gracias, un beso, vic.

Mrs. de Winter dijo...

Hola Victor, no compro en Zara. No sé qué ropa vende Zara más allá del escaparate. Y sí, sigo todos los desfiles pero no me los aprendo de memoria.
Gracias por la información igualmente.
Un beso.