miércoles, 29 de agosto de 2007

Antes y después de Nueva York

O cómo algunas circunstancias (presión social o ausencia de ella, cambio de vida, cambio de ambiente, conocer nueva gente o nuevas influencias, etc.) pueden llevarte a cambiar tu estilo en un año, o menos tiempo todavía.

Parece que mudarse a Nueva York te vuelve sofisticada y hace del negro tu color. No os perdáis este post de The Sartorialist, merece la pena.

Sin duda las dos están mucho mejor ahora.

8 comentarios:

Mr. John Steed dijo...

La de abajo está divina. Mal.

Nancy Loaiza dijo...

Hola, lleguè a tu blog por referencias y me ha gustado mucho. Yo también tengo un nuevo proyecto de blog de moda, que espero que te guste!! Espero tu visita! Saludos!

Nancy Loaiza dijo...

:)

Miss Iam dijo...

El cambio es mas que notorio, es espectacular, pero me gustaria apuntar que no es necesario para ser elegante usar el negro, de hecho, vestir en exceso de negro demuestra una carencia de capacidad para combinar colores de manera adecuada.

Mrs. de Winter dijo...

John, a mí me ha molado más la de arriba porque el estilismo es más difícil de llevar con éxito. Conseguir no quedar "de abuela" es muy complicado con esa falda y esos zapatos, pero lo logra. Igualmente, la de abajo parece otra. Una versión muy mejorada de ella misma. Un abrazo.

Hola Nancy, pues bienvenida y gracias por invitarme a tu blog, ahora me paso :)

Miss iam, desde luego que no es necesario, pero es curiosa la coincidencia de que ambas vayan de negro en la foto "después". Me ha hecho gracia.


Saludos :)

Mr. John Steed dijo...

Sí, tenés mucha razón en lo que decis. Creo que me dejé llevar por el flequiloco de la koriana.

Lara dijo...

Pues las dos me gustan en sus antes y después!!Xo vaya que la verdad esque mudarse NY te tiene que volver...vamos,de los más Chic y Cool nadie se escapa!!BESOSS

diane dijo...

si, ny, cambia.


http://red-pop.blogspot.com/