martes, 10 de junio de 2008

Repitiendo modelo

El pasado 28 de mayo se celebró la ceremonia de clausura del Festival de Cannes. El caso es que Catherine Deneuve recorrió la alfombra roja más importante de toda Europa con un vestido precioso y derrochando elegancia, para recoger el premio especial que el jurado le había concedido. Un vestido que ya había lucido en la segunda alfombra roja más importante del Viejo Continente, la del Festival de Venecia, hace apenas dos años la noche del estreno de "La Dalia Negra" (una película con muchas pretensiones, pero que no pasa de ser una patata).

Unas horas antes de que la diva francesa agradeciera el premio, en Nueva York se estrenaba la película de "Sex and the City" (cuyo mérito parece limitarse a los estilismos y la ropa que lucen sus protagonistas), y Anna Wintour acudió al mismo fiel a su estilo, con un veraniego vestido azul y blanco de Oscar de la Renta (izquierda abajo), uno de sus diseñadores favoritos, además de amigo.

Días después del estreno, Sarah Jessica Parker se queja de que la casa Nina Ricci le hubiera prestado para el estreno un vestido que ya había llevado otra antes que ella sobre una alfombra roja. Anna Wintour, en cambio, ha vuelto a lucir su Oscar de la Renta azul (derecha arriba) en la fiesta que Leonard y Evelyn Lauder dieron el lunes en la Neue Galerie para celebrar el compromiso de Tommy Hilfiger y Dee Ocleppo. Eso sí, cambió de tono de barra de labios y de collar.

¿No fue Nan Kempner la que dijo que siempre llevaba cada uno de sus vestidos (una colección digna de exposición) al menos tres veces para que quedara claro que eran suyos y que nunca iba de prestado? Por otro lado, no es la primera vez, ni la segunda, que Anna Wintour repite modelo.

4 comentarios:

gominola dijo...

Pues a mí me parece genial que repitan.
Es ropa por lo general bastante cara y no veo mal que la lleven varias veces. Aunque lo que de verdad estaría bien sería que este tipo de ropa tan cara no existiese, pero bueno eso como muchas otras cosas es una utopía.

Lo que pasa que ya puestos a repetir hay que tener cuidado en que ocasiones los repites, por ejemplo el de Catherine en dos alfombras rojas tan importantes pues canta un poco aunque se lleven dos años.

Lime dijo...

Pues si un vestido te queda bien y te gusta ¿por qué no vas a repetir? Además, siempre es mejor que te comparen contigo misma que con otra que coincida contigo: siempre saldrás ganando, se escoja la foto que se escoja.

Habrá quien piense que repetir da imagen de tacañería o pobreza: en realidad, Nan Kemper tenía razón. Más tacaño es el que va siempre de estreno y en realidad no paga ni los botones.

Lime dijo...

Ah, y que la Deneuve lleve ropa de Gaultier mola. Que siempre se ven los mismos sobre la alfombra roja: que si Lanvin, si Marchesa... (Además, reconozco que soy una de las pocas personas en el mundo a las que les encantó el vestido de Marion Cotillard... ¡arriba los "Enfants terribles"!)

Mrs. de Winter dijo...

Hola gominola, a mí no es que me parezca genial, me parece lo normal. Entiendo que las estrellas de cine y cantantes no quieran repetir cuando están de promoción. Ni gastarse un dineral en un montón de trajes de noche que no volverán a llevar. Además ahora hacen hasta 8 grandes estrenos por todo el mundo, no sólo uno. E imagino que las distribuidoras lo agradecen porque así salen más en prensa, y las casas de moda que les prestan la ropa más.

Aún así, no entiendo cómo para según qué ocasiones no prefieren algo más personal, como Nicole Kidman con Balenciaga; o RW con Nina Ricci.

Pero ir de prestado siempre como hacen incluso algunas socialities, sobre todo las de nueva generación, no tiene demasiado sentido. A fin de cuentas, como dice Lime, si algo te gusta y te sienta bien ¿por qué no llevarlo hasta aburrirte?

Lime, a mí también me mola que lleve ropa de Gaultier. Y este año se ha apuntado a los nuevos bolsos de Louis Vuitton, que a muchas mujeres de su edad seguro que les parecen demasiado modernos. Tiene gusto, no se le puede negar, y sabe lo que le sienta bien. Y eso, que para mí lleva la cara demasiado retocada.

Por cierto, el traje sirena de Cotillard fue de lo mejor de los Oscars con mucha diferencia. Bueno, y ella lo llevaba genial.


Un saludo :)