domingo, 27 de julio de 2008

Letizia Ortiz Voguette

A Vogue le gusta el nuevo estilo de la Princesa de Asturias. Menos ñoño, menos provinciano. Más actual y más favorecedor. Y Letizia Ortiz toma nota. La clave: el vestido y, sobre todo, los zapatos. Una elección muchísimo más acertada que las previsibles alpargatas "modelo tradicional".

Igual entró en Style.com a ver qué era eso del Look of the day, y navegando se encontró con alguna foto de Meredith Melling Burke y se dió cuenta de que se pude ir clásica y "actual" al mismo tiempo.

Me gusta todo (vestido, peinado, zapatos, pendientes, bolso, bronceado) menos el broche. Para gustos los colores. Aunque, en mi opinión (bonito o feo el broche) hubiera elegido entre el broche y los pendientes. Con ese broche o uno igual de llamativo, me hubiera puesto unos pendientes más discretos como unas bolitas de oro o unas argollas más pequeñas. O me hubiera dejado los pendientes, y en vez de broche me hubiera puesto un brazalete importante, o tres pulseras doradas.

Fotos: Hola y ABC.
Haced click en ellas para verlas más grandes.

UPDATE: Según Carlos García-Calvo el vestido es de la primera colección de Markus Lupfer para Armand Basi. Aunque eso significaría que es un vestido de invierno. En cualquier caso, tanto el vestido como las sandalias (según Hola) son de Armand Basi.


ETIQUETA EN LAS BODAS

Y aunque este señor no es santo de mi devoción, a los fans de la etiqueta (o el protocolo como les gusta decir a algunos) les interesará este post sobre cómo vestirse cuando uno va a una boda. María Zurita de Borbón lo tiene claro: "Cuándo se darán cuenta los españoles de que a las bodas se va siempre de corto." Basta ver cómo va la familia real a las bodas en España, sean por la mañana (como las bodas de las infantas y la del príncipe), o por la tarde (como la de Laura Ponte o la de Ana Aznar. A ésta última sólo la mujer de Julio Iglesias y la de Rupert Murdoch fueron de largo). Otro ejemplo claro es el de la familia real inglesa. Siempre van de corto a las bodas celebradas en el Reino Unido, incluso si se celebran por la tarde. O, por poner un ejemplo que no sea "Real", la boda de Delphine Arnault en Francia: a la ceremonia los invitados con chaqué y ellas de corto, y (porque ella y sus invitados se lo pueden permitir), se exigió esmoquin y vestido largo para la cena y fiesta posterior. Pero a la ceremonia religiosa, celebrada por la tarde, las invitadas fueron de corto.

Hay dos salvedades obvias. Que las costumbres cambian de unos países a otros, tanto para las invitadas, como para los invitados. Así, en los países nórdicos, por ejemplo, ellas van de largo, pero ellos van con esmoquin (gala) o frac (alta gala). O como en Latinoamérica. En España la excepción serían las Islas Canarias.

La otra salvedad es que al final son los novios los que han de indicar la etiqueta exigida en la invitación. Y a los invitados les corresponde respetar esas indicaciones. Aunque no estemos de acuerdo con ellas ;)

Yo es que sigo en mis trece, como la ceremonia sea antes de las ocho de la tarde (algo poco habitual), se me hace muy raro tener que ir de largo. Y aún así, vestirme de noche para entrar a una iglesia (y no soy creyente) me choca muchísimo. Aunque entiendo que a la gente le encante. Si no, la gran mayoría nunca se vestiría de largo. Y eso que en Zaragoza se lleva lo del paso de ecuador y el fin de carrera.

11 comentarios:

Xim Ramonell dijo...

Para elegir broche, no es que tenga un gusto exquisito. Pero está muy acertada, la verdad,

y esos zapatos son increíbles!

muaa!

Patri dijo...

Bueno, bueno, bueno...esos zapatos!!!!! sabes a donde van directos, verdad???. Un abrazo corazón.

Mrs. de Winter dijo...

Hola Xim! La verdad es que la idea de llevar broche es acertada, tanto con el vestido verde famoso como con éste (si los pendientes fueran más discretos), pero los broches elegidos no me han gustado nada. Aunque es a ella a la que le tienen que gustar ;)

¡Hola Patri! jajaja en cuanto he visto el cambio de look en los zapatos me he acordado de ti :)

Un abrazo a los dos

Pau dijo...

Totalmente de acuerdo con tu post, es de los días en que más guapa y favorecida he visto a Letizia. Las sandalias preciosas, eso sí el broche no me gusta, ni la forma ni el tamaño, prefiero lo que comentas, bien unos pendientes más pequeños y modernos, bien las pulseras doradas.
XOX

Holly Golightly dijo...

La verdad es que a Doña Letizia le ha sentado bien el cambio pero sigo sin ver a Doña Letizia.

Ahora solo veo a una especie de equilibrista sobre altos zapatos tratando de no caerse.

Está mejor pero esa señorita no es Letizia Ortiz. Necesita otro cambio. No un disfraz. Un beso

Mrs. de Winter dijo...

Pau, esa es la palabra: favorecida. Porque es curioso cómo siendo mona, delgada (en mi opinión demasiado) y estilosa, a veces se las apaña para estar vulgar. Y las sandalias son un puntazo.

Hola Holly! Pues yo sí que la veo. Pero, como he dicho otras veces, imagino que la intención de que cuando va a actos oficiales (sean institucionales, culturales, benéficos o económicos) lo importante se el acto y no cómo va vestida la obliga a buscar trajes muy muy discretos (luego ya está el gusto de cada uno en colores, estampados y cortes, y el acierto del diseñador), y que es cuando va a actos más informales cuando puede permitirse más las tendencias. Y yo así, salvo por el broche, la veo bien. Y luego las bodas reales que ahí también tiene más margen.

Además no la veo haciendo equilibrios, es mucho más difícil andar con cualquiera de los zapatos de tacón fino que ha llevado otras veces que con esos. En Getty hay un montón de fotos (andando, posando) y en ninguna se la ve incómoda, más bien todo lo contrario.

Me cuesta mucho más ver a Carla Bruni, y me encantan muchas cosas de las que se pone, otras sólo me gustan, y los trajes de noche ni fu ni fa, que a la Princesa de Asturias. Muchísimo más. Y eso que, al menos, los de Carla Bruni son con diferencia los trajes con las mejores telas y mejor cortados (y diseñados) de todas las primeras damas y princesas de Europa. Salvo, los de Carolina de Mónaco, y los de Camilla, que para mí va perfecta, para su edad, tipo y estilo.

Por cierto, ¿alguien ha notado que la Reina Isabel de Inglaterra ha actualizado últimamente su look, gracias a los tocados y a las telas que elige ahora? En su cumpleaños estaba espectacular, aunque el tocado recordaba a Camilla Parker-Bowles. No sé, me llamó la atención.

Lara dijo...

Ui...que sorpresa!!!la verdad es que me ha encantado,todo!!!menos los pendientes...desde luego que me kedo cn el broxe!muxo mejor asi que no de señorona!

BESOSS

Carie Mercier dijo...

A mi me ha encantado esta Letizia más fresca, joven ( porque no olvidemos que es una mujer joven) y moderna. Espero verle looks así más a menudo.
Tienes razón en tu comentario sobre los broches y pendientes. Tenía que haber elegido subrayar uno u otro.

Un beso

http://www.karysabeauty.com

Carie Mercier dijo...

A mi me ha encantado esta Letizia más fresca, joven ( porque no olvidemos que es una mujer joven) y moderna. Espero verle looks así más a menudo.
Tienes razón en tu comentario sobre los broches y pendientes. Tenía que haber elegido subrayar uno u otro.

Un beso

http://www.karysabeauty.com

Anónimo dijo...

Me encantan los zapatos, aunque preferiria tenerlos yo y no pagarselos a ella con mis impuestos.
Me gusta el blog, un saludo!!!

Anónimo dijo...

me parece un broche alegre, q se habra puesto xq estaba alegre y keda bien x eso, asi ke ¿kien dice q es grande !?