miércoles, 9 de noviembre de 2005

Leer sobre moda

Entre los años 1876 y 1888 se publicó en Francia el estudio sobre la vestimenta que Auguste Racinet había elaborado detalladamente durante varios años, y que se titula "La Historia Completa de la Vestimenta". Actualmente es Taschen quien se encarga de reeditarlo, y la verdad es que merece la pena al menos echarle una ojeada.

Es un tocho de libro, en la primera foto podéis ver la portada. Es bastante grande y pesa lo suyo, no lo sé exactamente pero el otro día lo estuve ojeando en el VIPS y yo creo que de largo mide al menos 50 cm aproximadamente. La verdad es que la edición es buena y está muy cuidada, eso sí es caro, 120 euros, casi nada. Aunque también es verdad que es una obra histórica digna de estar en la biblioteca no sólo de los amantes de la modad sino también de los estudiosos de las civilizaciones.

Como veis en los dibujos Monsieur Racinet se lo curró bastante: todo al mínimo detalle. En el libro se recoge las formas de vestir desde la Antigüedad, esto es, Grecia y Roma, hasta el año 1888, finales del siglo XIX. También hay dibujos de cosas y utensilios de belleza y para la casa. Y no se limitó sólo a los vestidos, también dibujó y estudió las joyas, los tocados, etc.



En cuanto a las ropas prestó atención a todas: clases altas, clases bajas, los uniformes, los del clero, niños, mujeres, hombres: todo. Es un estudio muy completo. Está publicado en tres idiomas, bueno más concretamente, en el mismo libro encuentras todo explicado en francés, inglés y alemán. Así que además de hacer un buen desembolso para poder comprarlo, también hay que saber idiomoas para poder leerlo.

En cuanto a las civilizaciones de las que recoje los trajes no se limita a Europa sino que también hay cosas de Oriente, como veis en la página de arriba a la izquierda. Respecto de los países europeos hay que decir que de España viene muy poco, no me preguntéis por qué, aunque la verdad es que me extrañó, sobre todo teniendo en cuenta que España entonces tenía más relevancia en el mundo que ahora. Aún así, sí que nos dedica algunas páginas, como éstas con trajes de toreros, olé. A propósito que si queréis un estudio no sólo del traje sino también desde un punto de vista no sé si sociológico o antropomórfico merece la pena ver los cuadros que pintó Sorolla sobre las gentes españolas por decirlo de alguna manera. Yo ví los vocetos en una exposición en el Thyssen hace unos años, el original fue un encargo para una sala de la Hispanic Society en Nueva York, y es una pasada, el tío se debió recorrer España entera y no sólo reflejó en sus pinturas, que son a tamaño natural por cierto, las vestimentas sino también los rasgos físicos típicos de cada zona. Eso sí, sólo hombres y mujeres de clase baja, vamos el pueblo llano. Es muy curioso además, porque algunos los saca con ropa de invierno y a otros con ropa de verano, supongo que dependiendo de cuándo estuvo en cada zona.

Bueno sigo con los libros de moda, que me he ido por las ramas. Si quereis completar lo anterior, o si os gusta más la moda moderna, Taschen tiene también, y éste sí está en castellano y en otros muchos idiomas, un libro dedicado a la evolución de la moda desde el siglo XVIII hasta el siglo XX. Es un trabajo del Instuto del Traje de Kyoto, y aquí tenéis la portada.
Éste es muchísimo más barato, sólo vale 29 euros, menos que unos zapatos, pero también es diferente: se trata de un estudio a través de trajes que se conservan en distintos museos o fundaciones y a través del trabajo de los diseñadores, así que no se trata de algo exclusivo, quiero decir que mientras que el trabajo de Auguste Racinet es único por el detalle, por su clasificación en civilaciones, países y clases sociales, en este libro no se analiza tanto qué es lo que ha llevado toda la gente en estos dos últimos siglos, como qué es lo que se ha conservado hasta nuestros días de ropa antigua y qué es lo que grandes diseñadores han ido haciendo.


Las fotos de arriba, por ejemplo, son fotos de vestidos reales pertenecientes a la alta sociedad francesa del siglo XVIII, y en las de abajo encontramos zapatos diseñados por el genial Roger Vivier (creador del stiletto) para Christian Dior y un vestido basado en el famoso cuadro de la sopa Campbell de Andy Warhol.



No tiene por tanto el valor histórico del libro de Racinet, aunque sí se trata de un muy buen trabajo de documentación sobre la moda del los dos últimos siglos, y a muy buen precio. Vamos, un objeto de culto para fashionistas como yo. Ambos, se pueden comprar viá email en la página web de Taschen.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Felicidades por tu página, es muy entretenida y, sobre todo, muy informativa; procuro visitarla todos los días. A mí siempre me ha gustado mucho la moda,estar enterada de todas las novedades, y conseguir las que pueda; por eso me encanta que indiques dónde adquieres tú los productos algo más exclusivos, como en el reportaje del perfume Carthusia (adivina qué le voy a regalar a mi madre por su cumplaños).
Si algún día te apetece, podrías hablar de alguna tienda de stocks, como La Roca o Las Rozas Village (que me han dicho que cuando realmente merece la pena comprar es en rebajas). Por cierto, ¿qué sabes de las zapatillas MBT (Masai barefoot technology) que también usan algunas famosas?
Muchas gracias por tu trabajo, seguiré tus pasos.

Mrs. de Winter dijo...

Vaya, muchas gracias! Me alegro un montón de que te guste el blog, esto da ánimos.
En cuanto a las zapatillas MBT tengo entendido que más que un calzado fashion (no son muy bonitas que digamos), están de moda por su valor casi terapeutico, por decirlo de alguna manera. Creo que van bien para combatir la odiosa celulitis e incluso las varices, y que han arrasado en Reino Unido y en USA, pero no sé mucho más, ya investigaré y escribiré algo. Vaya por adelantado mi agradecimiento por la idea.
En cuanto a Las Rozas y a La Roca, sólo sé lo que he leído y lo que un amigo mío que vive en Madrid y es habitual de Las Rozas me ha contado, yo vivo en Zaragoza y la verdad es que nunca he estado en ninguno, pero no eres la primera que me dice que las rebajas son estupendas, creo que llegan a hacer hasta un 60% en firmas importantes, en fin supongo que tendré que probar y animarme a ir algún día que pueda y estén de rebajas.
Bueno, muchas gracias de nuevo, y espero que a tu madre le guste el perfume. Hasta otra.

Maquiavelo en Madrid dijo...

Hola.
Me ha encantado tu página. Me gusta la moda pero desde luego no tengo los conocimientos ni la profundidad de análisis que tienes tú.
Lo que sí puedo hacer es aportar datos sobre Las Rozas Village. Hace un mes se inauguró la ampliación, y ahora merece mucho más la pena ir. Hay más tiendas, algunas más exclusivas (Carolina Herrera, Victorio&Luchino, Versace) y otras más accesibles, como Burberry, Hugo Boss o Pedro del Hierro.
Habitualmente hay un descuento mínimo del 30-40%, y en rebajas aumenta. Otra cosa es que la ropa sea de temporadas anteriores (a quién le importa, si mis Dockers son todos los años iguales?) o tenga taras, o bien no estén todas las tallas. Pero es el precio que debes pagar por un buen descuento.
Enhorabuena por la página y sigue así.

Mrs. de Winter dijo...

Muchas gracias Maquiavelo, seguir así y mejorar en lo posible es mi intención. Y muchas gracias también por la información sobre Las Rozas, después de saber lo que cuentas me apetece ir mucho más. Hasta otra.

sergio dijo...

felicidades por tu pagina me gusto mucho todo lo que escribiste y como lo ilustraste, la selección de fotos es estupenda.
que bien que no sólo escribas de la moda sino tambien del vestido y de su historia.
soy diseñador de modas y te escribo desde méxico, sigue haciendo un trabajo tan bueno, yo continuare leyendote

Mrs. de Winter dijo...

Gracias Sergio! Saludos para México desde España.

Loca por las compras dijo...

Hola, Mrs. de Winter. Sólo comentar que el libro del Museo de Tokyo está disponible en el VIPS. Mis amigas me lo regalaron y estoy totalmente de acuerdo contigo, es una joya. Sobre todo para conocer la obra de Poiret, un modisto francés que impuso el orientalismo en la moda de su época.
Enhorabuena por tu diario, me encanta.