miércoles, 21 de enero de 2009

Michelle Obama, los primeros vestidos de la Primera Dama

Ya hay nuevo Presidente de los Estados Unidos, y nueva Primera Dama. Para la toma de posesión, Michelle Obama optó por la diseñadora Isabel Toledo. Para los diez bailes que la tuvieron en danza, y nunca mejor dicho, unas siete horas, eligió a Jason Wu. Ninguno de los dos supo que Michelle Obama iba a llevar sus diseños hasta que la vieron en la tele. Ya sabéis: haced click en las fotos para verlas más grandes.

Ninguna sorpresa, salvo para aquellos que confiaran en que se vistiera de Oscar de la Renta, Ralph Lauren o Carolina Herrera. Tanto Isabel Toledo, como Jason Wu la han vestido ya en otros actos. Al parecer Michelle Obama siente predilección por los diseñadores estadounidenses de origen hispano y oriental. Los cinco favoritos de Michelle Obama: Narciso Rodríguez, María Pinto, María Cornejo, Isabel Toledo, Thakoon Panichgul y Jason Wu. De todas formas, tiene toda una legislatura por delante para lucir modelos de diferentes diseñadores. A Oscar de la Renta le consta que ha comprado ropa suya, ¿caerá también algún Proenza Schouler? ¿Y un Marc Jacobs?

Cuatro años para sorprendernos como hizo ayer al no elegir ni el rojo, ni el azul, ni el blanco para vestirse en su primer acto como Primera Dama. Aunque a mí, más que el color, lo que me dejó pillada al ver las primeras fotos (primeras de arriba) era la cantidad de capas que llevaba, y que todo el conjunto resultaba un poco complicado.

Lo que en principio era un vestido de encaje de lana suiza en color ¿verde limón? ¿amarillo verdoso? (le favorecen más otros colores) sobre forro blanco con abrigo a juego, se completaba con una chaqueta en dos tonos similares al del vestido y el abrigo (fotos de abajo) desabrochada del todo pero sujeta al cuello con un broche algo excesivo para mi gusto. Los zapatos y los guantes eran ya claramente verdes, pero en distintos colores también. Y para rematarlo del todo, se puso una bufanda en un tono más subido que el del traje, suelta y por dentro del abrigo. Un complemento bastante absurdo, ya que ni le debía abrigar demasiado, ni pegaba con ese tipo de conjunto.

Muchas tonalidades, y muchas texturas distintas juntas en un solo conjunto. Sabía que a Michelle Obama le gustan las mezclas de colores llamativos, no hay más que ver cómo iba su hija pequeña. Las niñas iban de Crewcuts de J.Crew.

Aunque hasta ahora había evitado tanta mezcla, excepto para actos más informales (última foto). ¿Os habéis fijado en que suele llevar el mismo tipo de zapato, y que tiene un par repetido en varios colores? El modelo Glacier de Jimmy Choo: en negro, en granate y en verde. Los verdes de ayer ya los había llevado hace un par de días con una falda azul.

Según Cathy Horyn, fan confesa de Isabel Toledo, lo mejor del diseño era el detalle de las dos cintas (fotos de arriba) que permitían sujetar el abrigo con un lazo, muy cursi, incluso para mí, y al mismo tiempo dejaban ver todo el conjunto: vestido, chaqueta, broche y bufanda. También a mí me gusta el detalle de que el abrigo se pueda sujetar dejando ver el vestido, pero me siguen sobrando la bufanda (que ni pega ni aplasta), la chaqueta (que le quita formalidad al conjunto), y creo que unos corchetes lo hubieran permitido con un efecto menos potito, y menos complicado. Sobre todo cuando llevaba el abrigo suelto como en la primera foto.

El vestido de gala de Jason Wu para el baile inaugural me gustó mucho más. Blanco, el mismo color que eligieron el de Jaqueline Kennedy y Nancy Reagan, las dos primeras damas estadounidenses consideradas como las mejor vestidas, en sus respectivos bailes inaugurales. Aunque sin guantes de gala.

El diseño de Wu le favorecía mucho más que el de Toledo. Michelle Obama es una mujer alta y ancha de caderas, y le favorecen mucho más los cortes ceñidos a la cintura. El vestido, con un solo tirante, algo drapeado en el pecho, falda muy vaporosa y algo de cola, era sorprendentemente romántico gracias a las aplicaciones de flores, plumas y (juraría que) perlas pequeñitas (o cuentas blancas de otro tipo).

Menos "puesto", menos brillante (salvo ligeramente el bajo del vestido) y más juvenil que lo que han llevado sus antecesoras. Menos de alta gala que los tres anteriores (Hillary Clinton y Laura Bush), pero bonito.

No tan glamurosa como Nancy Reagan, ni tan sofisticada y original como Jacqueline Kennedy, pero sí muy atractiva, favorecida, y con un vestido bonito.

Los zapatos: peep toes (sin plataforma). Las joyas: unos pendientes largos de brillantes (no he encontrado una fotos mejor); varias pulseras finitas también con brillantes y un gran anillo en el dedo corazón, todo en el brazo y la mano izquierdos.

¿Conseguirá convertirse en un icono fashion como lo hizo Jacqueline Kennedy como Primera Dama (olvidad a Jackie O.)? De momento, no intenta imitarla, sino que es fiel a su propio estilo. Y ya tiene fans.

A mí, de momento, y sin encantarme todos los trajes que llevaba, me sigue gustando más el estilo de JBK. Y creo que todavía nadie la ha igualado ni en lo que llevó en la toma de posesión de JFK, ni en lo que llevó en el baile inaugural. Pero no es sólo la ropa bonita o fea lo que convierte a alguien en un icono fashion. Basta recordar lo imitado que fue el vestido de novia de Lady Di, y como otros vestidos de novia, muchísimo más bonitos y elegantes, no han tenido el mismo efecto.



Fotos: El País, El Mundo, The New York Times, People, Hola, Getty Images y Jamb.

11 comentarios:

Paola Jordan dijo...

la primera dama estadounidense tiene un-una gran aliad@ y es su estilista. Porque todo lo que lleva le queda como un guante. A mi personalmente no me gustan algunas cosas de las que lleva, pero he de admitir que vistas en ella no me parecen tan mal

bss

Mrs. de Winter dijo...

Eso es cierto. La verdad que algunas cosas que lleva no me gustan (algunas me han encantado), y el vestido verde-amarillo de ayer es una de ellas, hay que reconocer que, en general, sabe "sacarse partido", y que sin ser guapa, ni tener tipazo, luce los trajes que se pone muy bien.

En cuanto a su estilista (aunque estoy convencida de que la propia Michelle tiene la última palabra en lo que se pone y muy claros sus gustos), he leído en On the runway que es Ikram Goldman, la dueña de una tienda de ropa femenina en Chicago (www.ikram.com). Por lo visto el traje de Isabel Toledo, MO lo encargó a través de ella. Y si ha confiado en ella hasta ahora, imagino que lo seguirá haciendo.

Un saludo!

C.B. dijo...

A mi el conjunto amarillo verdoso ese me espanta. Y me espanta como iba la niña pequeña... pobrecita xDDD El blanco si que me gustó muchisimo.

De todas formas, es primera dama, no reina del estilo... y aunque con el tiempo probablemente la pulan (estilistas y demas) no creo que sea tan importante.

xx

Mrs. de Winter dijo...

C.B., coincidimos, a mí el conjunto amarillo no me gustó nada, el vestido blanco me gustó muchísimo, y, la verdad, no tiene ninguna importancia si Michelle Obama se va a convertir en un incono de moda como lo fue Jackie Kennedy. Aunque la industria textil estadounidense espera como agua de mayo que Obama cumpla con su compromiso electoral de apoyarles; y los diseñadores están encantados con que su mujer vista ropa de varios de ellos (no sólo de Oscar de la Renta, Carolina Herrera como las anteriores Primeras Damas), sin importar si están consagrados o no. Saben la publicidad que supone para ellos.


Un saludo!

Miranda B. dijo...

Excelente análisis me has dejado fría....
yo habia publicado tambien una nota al respecto, pero tu has resumido aqui cada detalle de manera exquisita...
felicidades
espero verte por mi blog!

Lime dijo...

Había leído por algún lado que la cantidad de capas y la silueta en general se debían al intento de disimular un chaleco antibalas, pero visto la imagen sin el abrigo no parece que fuera ese el motivo.

Coincido en que el conjunto de la noche fue mejor que el de día; lo que más me gustaron fueron los guantes. Me hubiera pegado más para el momento el Narciso Rodriguez que llevó en el Lincoln Memorial.

koko dijo...

Hola !! Siii , en japon en todos los Noticieros estan hablando
del Vestido de la Señora OBAMA.
La verdad que se ve bien Joven
Y se ciente que tiene mucho respeto a su esposo .

Espero que cambie un poco mas el mundo .

WE CAN !!

Un saludo bien grande desde Japon .

Mrs. de Winter dijo...

Miranda B. bueno, muchas fotos en detalle y poco más. Me alegro de que te haya gustado, ahora me paso por tu blog.

Lime, según les he oído en una entrevista a Jason Wu y a Isabel Toledo: Michelle Obama va a una tienda en Chicago, Ikram, y le pide a su propietaria, Ikram Goldman, qué tipo de vestidos y trajes y con qué estilo le gustan. Ella, IG, es la que se pone en contacto con los diseñadores para que le hagan uno, dos o cinco trajes de distinto tipo. Ellos, según lo explican (tienes la entrevista en un vídeo colgado en Fashionologie), tienen cierto margen de maniobra: tejido, color, etc. dentro de unas indicaciones: que sea muy abrigado era una de las condiciones que tenía Isabel Toledo para uno de los traje de día que le encargaron (ya llevó un vestido largo de noche de ella) según cuenta la cubana, parece que el encanje y el color (igual sí le dijeron qué colores le gustan a MO) lo decidió IT. Los diseñadores nunca saben cuándo va a lleva sus trajes. De ahí la chaqueta y el abrigo, todo junto.
Los zapatos, joyas, bolsos, pañuelos, bufandas y guantes, los elige también Michelle Obama por su cuenta, con ayuda de IG: no pregunta al diseñador por ello, ni les da idea de qué joyas va a llevar para que diseñen en consecuencia. Así que ni habla directamente con los diseñadores, ni elige entre cosas ya diseñadas, se va encargando según sus gustos un vestuario con el asesoramiento de Ikram Goldman, y dependiendo también de los diseñadores (no va a elegir las telas, por ejemplo) y luego lo lleva cuando le parece. Es muy curioso, un proceso muy diferente a las anteriores primeras damas (iban ellas, asesoradas o no, al taller del diseñador), y al de las actrices (la estilista hace una preeselección, y ellas eligen el vestido). Imagino que teniendo en cuenta el frío y el viento que hacía en Washington, eligió con el que más abrigada iría. También fue una sorpresa que no fuera ni de blanco, ni de rojo, ni de azul.
¡Vaya rollo te he metido! Pero, vaya, que no creo que llevara chaleco antibalas ;)


Feliz viernes!

Mrs. de Winter dijo...

Koko! nos hemos solapado. En España también ha sido todo un acontecimiento :) Y parece que algunas cosas ya están cambiando. Un beso!

Mechi Martinez Costa dijo...

me encanto el vestido blanco largo de una sola tira me gusto mucho

te invito a pasar por mi blog
beso

Guia dijo...

Que guapa esta aqui la reina...